Jerezano y Ricardo Gallardo, premiados

Luis Parra Jerezano recibe el “Gaditano del Año” y Ricardo Gallardo gana el “Hierro de Oro”, mientras la vida social taurina late de cara al invierno

El 23 de noviembre se celebró en Cádiz, concretamente en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, el acto de entrega de los premios Gaditanos del Año concedidos por el Ateneo. El maestro Luis Parra Jerezano fue distinguido con el galardón en el área taurina. La sesión fue presidida por el doctor José Almenara, presidente del Ateneo y contó con la presencia en la mesa del primer teniente de alcalde, Martín Vila. El público llenó el salón, que es una pieza magníficamente decorada y los premiados recibieron un diploma así como un grabado referido a Manuel de Falla.

El cierre lo puso la interpretación del himno de Andalucía en ritmo flamenco gaditano, a cargo de Encarna Anillo, cantaora también premiada. El Ateneo invitó a los numerosos asistentes a un vino de honor servido en el Casino Gaditano. El maestro Jerezano, cuyos valores humanos y artísticos fueron destacados por el presidente junto a los numerosos festivales benéficos en que participó, se encontró acompañado por familiares y amigos venidos de diferentes lugares.

La ganadería gaditana Fuente Ymbro, propiedad de Ricardo Gallardo, ha obtenido el premio “Hierro de Oro 2018”, que concede Radio Nacional de España, en la 51ª edición de los premios creados dentro del programa taurino Clarín. Esta vez es la tercera que Ricardo Gallardo obtiene el premio a la mejor ganadería, galardón surgido hace cinco años para acompañar al ya veterano trofeo “Oreja de Oro”, que este ha año ha recaído en Roca Rey. También ha habido una “Oreja de Oro especial” para el rejoneador Diego Ventura, por cortar el primer rabo de rejones en Las Ventas.

Mientras la actividad en los cosos taurinos entra en descanso con el fin de la temporada, la vida social late. El 24 de noviembre en la localidad serrana de Grazalema se ha celebrado la V Jornada Taurina, organizada por la peña “Lunes del toro de Cuerda” y cuya sede ha sido la Casa de Cultura. La presentación corrió a cargo de Marco Pérez Castro, presidente de la peña. Hubo una conferencia ilustrada sobre “Literatura y el cuento taurino: Tren de mañana Talavera”, a cargo del catedrático Eduardo Pilía. A continuación, otra conferencia llevó por título “El toro, contradicciones y sentimiento de un destino”, desarrollada por los veterinarios Antonio Moreno Boiso (de la plaza de Málaga) y Antonio Ruiz López (de las plazas de Sanlúcar y de El Puerto de Santa María). Siguió una mesa redonda sobre el tema “De profesión torero”, en la que intervinieron los matadores de toros Pepe Moral, Manuel Escribano y Antonio Nazaré. El siguiente acto fue la entrega de premios, el III Premio “Jopichi y Jopón”, que fue para José Alfredo Castro Montes, y el V Premio “Peña Lunes del toro de Cuerda”, que fue para “El Sur a Cuerpo Limpio”. La clausura de la Jornada tuvo lugar bien entrada la noche.

Días atrás el portuense Club Taurino El Rabo organizó una charla-tertulia con Pilar Prado Benítez, ganadera de Torrealta, en su sede de la calle Mazzantini, que se vio nutrida de asistentes, entre los que se encontraba el diestro José Luis Galloso. Tras la apertura de la velada por Mark Munski, presidente del Club, la ponente, hija de Borja Prado y Colón de Carvajal, mostró, a lo largo de su intervención, que, a pesar de su corta edad, tiene unas ideas claras y decididas, impulsadas por una gran afición, que le nació desde que era bien pequeña.

Siempre que visita la finca le gusta pasear a caballo entre el ganado y sus charlas con el mayoral les sirven como guía para su gerencia. Continúa la línea, impuesta por su padre, de mantener un estilo tradicional en el desarrollo de los tentaderos, exigiendo a los toreros que vistan traje corto, así como la costumbre de reservar los toros de Madrid y Sevilla retirados de la vista de los curiosos. Por otro lado, entiende que los ganaderos deben actualizar su mentalidad acorde a los tiempos que vivimos y prometió intervenir en la Fundación del Toro de Lidia para promover la apertura de las fincas no sólo al público en general sino en concreto a los niños y jóvenes mediante visitas escolares organizadas. El coloquio con el público resultó muy animado.

El 17 de noviembre el torero isleño Francisco Ruiz Miguel viajó a Cadalso de los Vidrios (Madrid) para participar en el XIII Ciclo de Sábados Taurinos que organiza la Asociación Taurina Cultural “Cadalso” en la Casa de la Tercera Edad. Allí repasó sus cuarenta años en los ruedos, que incluyen diez puertas grandes en Las Ventas, cien corridas de Miura, ochenta y nueve de Victorino Martín y treinta y seis de Pablo Romero.

Se refirió a las dificultades de los inicios de su carrera profesional, cuando subir en el escalafón era un arduo camino, porque antes se ganaban el derecho a torear tarde tras tarde mientras que ahora todo está apalabrado desde el principio. Dijo tener claro que tiene claro que “si ahora tuviera veinte años mi triunfo sería más clamoroso porque las ganaderías son más flojas”. También habló del presente, ahora que dirige la Escuela Taurina Comarcal “Campo de Gibraltar” y que ejerce como comentarista en Canal Sur TV; algo que ha abandonado es su faceta de ganadero, porque ahora tiene solo unas pocas reses para su disfrute y el de sus amigos.

Terminamos. La Peña Taurina “El Albero”, de Conil, ha celebrado recientemente su anual jornada de convivencia campera, donde se han reunido todos los socios, con sus familias, y los invitados venido de otras localidades, al reclamo de la junta directiva que preside Tomás Rodríguez. El encuentro tuvo lugar en la Hacienda Los Pipas y el plato fuerte se cocinó alrededor de la placita de tientas. La meteorología no ayudó mucho porque llovió durante casi todo el día, aunque pudo realizarse la capea habitual antes de la comida, con un eralito venido de la ganadería de Ruedos del Sur, que respondió a las exigencias de los socios que se atrevieron a bajar a la arena. Ya en zona cubierta, se departió amigablemente con una copa de vino y se dio buena cuenta de una estupenda paella en la comida, rematada con dulces navideños.

Hubo ocasión de compartir las participaciones en la lotería de Navidad y se anunció la próxima apertura del ciclo anual de veladas taurinas en la sede local. No faltó la foto de grupo, o de familia, porque de una familia taurina se trataba.