Arranca la Legislatura del cambio en Andalucía

Constituido el Parlamento Andaluz más fragmentado de la historia con mayoría de los partidos de centro derecha

La nueva Legislatura de Andalucía, la primera en la que se va a producir un cambio de partido en su Gobierno, ha dado comienzo el jueves 27 de diciembre con la constitución del nuevo Parlamento y de su Mesa. Se trata de la primera vez que la Cámara Autonómica está tan fragmentada con presencia de cinco partidos políticos, PP y Vox a la derecha, Cs en el centro, y PSOE y Adelante Andalucía -IU+Podemos- a la izquierda.

El primer paso de esta nueva Legislatura era la conformación de la Mesa del Parlamento. Finalmente, ha sido la diputada de Cs por Almería, Marta Bosquet, quien presidirá la Mesa y la Cámara Autonómica, gracias al apoyo de su propio partido, el PP y Vox.

Le siguen en orden de importancia los tres vicepresidentes: Esperanza Oña del PP, Teresa Jiménez del PSOE y Julio Hernández Robledo de Cs; y los tres secretarios: Verónica Pérez del PSOE, Manuel Andrés González del PP y Manuel Gavira por Vox. Adelante Andalucía se autoexcluyó de la Mesa al no sumarse al acuerdo.

Fue este precisamente el primer momento de tensión de la jornada, donde Antonio Maíllo, portavoz de la formación izquierdista, un hombre por lo general tranquilo y dialogante, inició una airada discusión con la presidenta de la mesa de la edad, María Luisa Bustinduy, exigiendo un puesto de en la Mesa del Parlamento para su formación, amparándose en el Artículo 36 del Reglamento, mientras que Bustinduy esgrimió una sentencia del Tribunal Constitucional. El portavoz del PSOE, Mario Jiménez, exigió que la Mesa del Parlamento se reúna de urgencia para tratar esta problemática.

Una vez que los miembros de la Mesa tomaron posesión de su cargo, se procedió al turno de los parlamentarios, que desde su escaño juraron o prometieron, incluidas las peculiares fórmulas efectuadas por los parlamentarios de Adelante Andalucía. Los de Vox juraron su cargo “por España”.

En su discurso, Marta Bosquet se presentó como “servidora de servidores” y pidió “anteponer la lealtad institucional al fragor de la batalla política”.

“Desde esa voluntad de servicio público, desde ese espíritu de lealtad institucional, desde ese compromiso con los andaluces y con su futuro, desde la determinación y desde el conocimiento de que son muchos los ámbitos de mejora que la política pued ofrecer a nuestra sociedad, animo a todas sus señorías ante la ardua y comprometedora tarea que tenemos por delante. Creo que solo de esa manera puede y debe entenderse la política, especialmente en una etapa en la que la desconfianza y la desafección de los ciudadanos es una realidad respecto a lo público. Esta Cámara deberá ser altavoz de las propuestas políticas de los diferentes Grupos Parlamentarios aquí representados. Y este Parlamento deberá ser receptor de las demandas ciudadanos que los andaluces quieran canalizar para la mejora del bienestar de nuestra tierra”, ha sostenido Bosquet, quien ha comprometido para todas esas labores su esfuerzo, tenacidad, honestidad y voluntad de servicio a los andaluces”, fueron las palabras de Bosquet.

La nueva presidenta del Parlamento Andaluz, la tercera mujer que ocupa este cargo tras Mar Moreno y Fuensanta Coves, la segunda de un partido que no es del PSOE tras Diego Valderas de IU, transmitió que notificaría el inicio de la Legislatura al Jefe del Estado, el Rey Felipe VI y al Gobierno de España.

Constituido ya el Parlamento, ahora comienza el trámite de conformación del nuevo Gobierno que contará con la presidencia del popular Juanma Moreno y la vicepresidencia de Juan Marín, líder andaluz de Ciudadanos.