Mario Escalera, el jerezano campeón de España de Grappling

“Me proclamé campeón de España y ahora tengo que ir al Campeonato  del Mundo de Kazajistán pero la Federación no paga el desplazamiento y va todo a cuenta del luchador”, relata el campeón.

Mario Escalera, el joven jerezano luchador de Grappling, ha atendido a ElMira.es tras proclamarse campeón de España cadete de +85kg hace dos semanas en Valencia. Un título, que lo clasifica directamente para el mundial de Grappling que se disputará en Kazajistán el próximo mes de septiembre.

El Grappling traducido literalmente significa “agarrando”. Se trata de un tipo de lucha en la que se usan técnicas de agarre, proyecciones, luxaciones y estrangulaciones sin el uso de golpes.

El campeonato de España de Valencia, era una oportunidad única para Mario y su club Kodokan Sambo2000, “fue una experiencia inolvidable porque aquello no te los terminas de esperar”, comenta Mario, que relata la experiencia vivida en Sagunto (Valencia). Mario, que se encuentra en la categoría de +85kg, tuvo que pelear contra “dos muy buenos luchadores, un canario de 115 kilos y un valenciano de 95” para poder hacerse con el título de campeón nacional.

En esta categoría tan solo se presentaron tres aspirantes, lo que fue una decepción para Mario: “me quede con ganas de competir más. Había un montón de luchadores y esperaba que al menos un par más de combates tenía pero bueno las cosas se dieron así y estoy muy contento con el resultado”.

Mario, por lo tanto, se las tendría que ver con dos difíciles contrincantes que pusieron todo de su parte para poder hacerse con el campeonato. “Empecé con el canario que fue bastante más complicado al pesar más no se rendía tan fácil mucha masa entonces pues me costó mucho avanzar y derribarlo fue más cansado”, cuenta el luchador.

Tras el férreo combate con el luchador canario llegaba la final, esta vez ante un oponente algo menos pesado pero un hueso duro de roer. “Con el valenciano si hubo descanso por qué me dio tiempo a finalizarlo al pesar menos que yo. Al final pude finalizarlo bien y así me proclame campeón”, nos relata el flamante campeón de España Cadete.

Un momento inolvidable para él y para su familia, el proclamarse campeón de España. “En ese momento salí del tatami corriendo, le di un abrazo a mi padre, otro mi entrenador y a todos mis compañeros que estaban allí”, nos cuenta Mario, al cuál se le nota la emoción de volver a revivir aquel momento.

Con el campeonato de España bajo el brazo, es cuando comienza el verdadero desafío para Mario: “Fue llegar del campeonato de España este domingo, enterarnos de que no nos costeaban nada y desde el lunes empezar mi padre a buscar patrocinadores y buscar una forma de poder financiar el viaje que es todo un sueño”.

El campeonato del mundo de Kazajistán espera a Mario, pero “la federación paga parte del coste pero claro a esto es solo a los más TOP de este tipo de deporte, para el resto no tienen dinero, si nosotros queremos ir nosotros tenemos que costearnos el viaje y ahí estamos en la lucha para encontrar patrocinadores”, comenta el campeón, que no se dará por vencido hasta poder ver cumplido su sueño de estar en un Mundial.

El luchador y su padre, han comenzado un ‘crowfunding’ para poder financiarse y poder llevar a cabo el sueño de Mario, disputar el Mundial de Grappling. Para ello, han abierto un número de cuenta a nombre de el club para todo el que quiera aportar su granito de arena en esta iniciativa.

“El viaje a Kazajistán vale por cabeza 800 euros, más alojamiento, comida, los quimonos, porque el campeonato del mundo conlleva a comprar un quimono en rojo y otro en azul que valen cada uno más de 100 euros. Te pones a calcular esto y se te pone en 5 mil o 6 mil”, relata el luchador, el cuál está moviendo cielo y tierra para cumplir su sueño.