España es el segundo país más ruidoso del mundo

Unos nueve millones de españoles están expuestos a niveles de sonido que sobrepasan los 65 decibelios establecidos como máximo

El ruido es uno de los factores ambientales que más enfermedades provoca, después de la contaminación atmosférica. Lo sufrimos a diario y casi a todas horas, desde que nos levantamos con el estruendo del despertador hasta que nos acostamos con la tele puesta. Nos hemos acostumbrado a tener nuestros oídos siempre “ocupados” y no somos conscientes de los perjuicios que conlleva.

“Conciertos, discotecas, tráfico, trenes, aviones… convierten a España en el segundo país, tras Japón, más ruidoso del mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Unos 9 millones de españoles (el 22% de la población) están expuestos a niveles de sonido por encima de los 65 decibelios (dB)” asegura Gorka Rodríguez, Director General de Otoaudio.

La OMS recomienda el nivel más alto permisible de exposición al ruido en el lugar de trabajo sea de 85 dB durante un máximo de 8 horas al día. “Muchos clientes de clubes nocturnos, bares y eventos deportivos están, con frecuencia, expuestos a niveles incluso más altos por el ruido. La exposición a niveles de ruido de 100 dB, que es lo habitual en estos ambientes, es segura durante un máximo de 15 minutos” nos advierte Rodríguez.

¿Qué provoca esta contaminación acústica?

“Industria, bares, obras, gritos… pero, sobre todo, el tráfico. El 80% de la contaminación acústica de las ciudades procede precisamente del tráfico. La contaminación atmosférica que provocan los vehículos está en consonancia con la contaminación acústica, una ‘amenaza infravalorada’ tal y como ha llegado a decir la OMS” dice Gorka.

El primer paso para mejorar esta situación lo podemos dar por nosotros mismos, no abusando de los auriculares y disminuyendo el volumen de estos, de la televisión y de la radio. Optando por coches eléctricos, sin ruido, respetando las horas de silencio, “las ordenanzas municipales prohíben el ruido a partir de las 0:00 horas, pero si puedes evitar cualquier sonido incómodo o fuerte por las noches, tus vecinos y tus oídos lo agradecerán”.

Además recomiendan “dejar las lavadoras, aspiradoras, música o gritos para otra hora del día. Aísla tu casa del ruido, no pretendo que construyan las paredes con materiales aislantes, pero es posible blindarse del ruido de muchas maneras, por ejemplo, alejando de las zonas de descanso los aparatos que generan ruido: aire acondicionado, calefactores, televisiones…”.

La última recomendación “sería cumplir las leyes, España tiene una de las legislaciones más avanzadas del mundo en cuanto a protección del ruido, si sufres contaminación acústica, infórmate de las normas que la regulan y así podrás comprobar, por ejemplo, si las empresas cumplen la regulación” concluye el director general de Otoaudio.

HLA comprometido con la reducción de la contaminación acústica

La Unidad de Otorrinolaringología y Audiología de HLA Jerez Puerta del Sur, Otoaudio, dispone de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento de todas las patologías relacionadas con nariz, garganta y oídos.

La mayor novedad que tiene dicha unidad está relacionada con las dolencias del oído y es el tratamiento de las patologías asociadas a la audición mediante la adaptación de audífonos.

Dicha adaptación es realizada por los especialistas mejor formados y con un estudio totalmente individualizado ya que cada audífono se adapta en función de las características auditivas de cada paciente que lo requiera.

Otoaudio es pionero en la instauración de la Teleaudiología, que es la adaptación de audífonos a distancia a través del dispositivo móvil y, de esta manera, el paciente puede solicitar cambios en la programación del audífono a través de la aplicación móvil sin necesidad de acudir al centro.

Además el Grupo HLA ha sido acreditado con el certificado ISO 14.001: 2015 en Medio Ambiente, una norma que garantiza que, tras exhaustivas auditorías, que la entidad tiene un firme compromiso con el cuidado de cualquier emisión que pueda afectar al entorno.