“Este coro de ‘La Plata’ es una gran familia”

Dialogamos con su directora María Ángeles Márquez y con su Relaciones Públicas Francisco Molina

El coro de sevillanas y rumbas ‘La Plata’ está arrasando por sus fueros. Asombrando a propios y extraños. Animando cualitativamente todas las fiestas y celebraciones a las que acuden. Inyectando alegría al ambiente. Poniendo música al instante. Entonando letras que a todos nos suenan a júbilo, a felicidad, a plenitud. Son sus miembros de Jerez y jerezano es su nombre. Con la ciudad por bandera.

Hablamos con su directora, María Ángeles Márquez Lancha, con su subdirectora Ana Mari González González y con su Relaciones Públicas Francisco Molina Santiago. “Este coro de ‘La Plata’ es una gran familia. Todos somos bien avenidos. Todos formamos una piña. Tenemos vinculaciones de amistad muy fuertes. Nos llevamos a las mil maravillas y ése es nuestro mejor premio. Profesionales no somos pero lo hacemos requetebién”, afirma María Ángeles.

Francisco Molina explica el origen del coro: “Todo comienza a fraguarse en el año 1996, cuando un grupo de allegados visita a una amiga que en aquel momento se encontraba enferma. En la merienda se comenzó a cantar y a cantar y a cantar… con tal éxito del resultado que se propuso in situ organizar un coro. Como María Ángeles había estado en uno de Huelva , se propuso como directora y así hasta el día de hoy”.

Sus contrataciones abundan en lo que humorísticamente llaman la B.B.C.S. Es decir: bodas, bautizos, comuniones y separaciones. Los contratos no faltan porque son una garantía de buen hacer y sus interpretaciones musicales de calidad. No obstante, y cuando han valorado la idoneidad, también han actuado sin ánimo de lucro en lugares como el Asilo de San José, en el Hospital de la Virgen del Rocío en Sevilla, en la Peña La Canastera de Alcalá de los Gazules o en la Residencia de Mayores de Valdelagrana.

Realizan convivencias y recientemente estuvieron en Alcalá de los Gazules, concretamente en el Santuario de la Virgen de los Santos, “cantando una misa rociera, y desde aquí queremos dar las gracias a su Hermano Mayor y a la Junta de Gobierno por el buen acogimiento que tuvimos ofreciéndonos todas sus dependencias para poder instalarnos para la comida de convivencia”.

A través del Relaciones Públicas, Francisco Molina, conocemos la siguiente aseveración de Francisco Benítez en las redes sociales: “No suelo acompañar mucho al coro ‘La Plata, pero hoy he pasado el día con ellos y he tenido el placer de asistir a las actuaciones que han realizado en dos residencias de mayores en el Puerto de Santa María. Y sólo con ver las caras y con el cariño que han tratado a estas personas mayores me han confirmado algo que yo ya sabía: que este coro es maravilloso. Gracias por ser como sois…”.

Pues así son sus miembros. Buenas personas en grado sumo. Animadores efectivos de todo festejo. Amigos fieles de sus amigos. Voces que ensayan buscando la armonía más virtuosa. Cante y compás. Bienintencionados. Bienaventurados. Hijos de Dios. Exaltadores de la barriada de La Plata. Anónimos embajadores de Jerez. Gente de bien. Que cantan de maravilla.