Elecciones Andaluzas y Sistema D’Hondt

El valor del voto y el sistema de reparto de diputados

La Ley 1/1986, de 2 de enero, Electoral de Andalucía, regula las condiciones en las que se realizan las elecciones autonómicas de esta comunidad. En sus artículos 17 y ss., encontramos el formato de su sistema electoral.

El Parlamento de Andalucía lo conforman 109 Diputados, lo que supone una mayoría con 55 diputados. A cada provincia le corresponderán 8 diputados, siendo los 45 diputados restantes a distribución entre el resto de provincias en proporción a su población.

Primero, se divide entre 45 la población con derecho a voto de las 8 provincias. Posteriormente, se adjudican a cada provincia tantos Diputados como resulten en números enteros, y luego se asignan los restantes según el cociente de la división. Todo ello, recogido en el Decreto de Convocatoria 8/2018 que fijaba elecciones este 2 de diciembre.

  • Almería, 12 diputados.
  • Cádiz, 15 diputados.
  • Córdoba, 12 diputados.
  • Granada, 13 diputados.
  • Huelva, 11 diputados.
  • Jaén, 11 diputados.
  • Málaga, 17 diputados.
  • Sevilla, 18 diputados.

La distribución de los escaños se realiza con el Sistema D’Hondt, con una barrera electoral del 3% (si no consigues el 3% de los votos de esa circunscripción, no se te tiene en cuenta). Así, se ordenan de mayor a menor las cifras de votos, se las divide por 1, 2, 3, así hasta el número de escaños de esa provincia. Y los escaños se van atribuyendo a las candidaturas con mayor cociente.

Si existiesen solo 3 diputados, el partido A obtuviese 102 votos, partido B 50 y el partido C 45, dividiríamos los votos de estos partidos entre 1, 2 y 3. Así el Partido A obtendría 102, 51 y 34. B, 50, 25, 16’6. C, 45, 22’5, 15.

El reparto se hace de forma que se ‘tacha’ el resultado cuando se consigue un Diputado, y se pasa a la siguiente cifra. En el ejemplo, el Partido A obtendría 2 Diputados (102, 51) y el Partido B 1 (50). El Partido C, pese a sus 45 votos, no obtendría escaño.