Monumental pelea entre inmigrantes en Jerez

Se trata de personas que están acogidas en el antiguo Hotel Ávila, en pleno centro de la ciudad

El suceso ha tenido lugar a la 1 de la madrugada del domingo en la Plaza del Arenal, en pleno centro de Jerez de la Frontera.

Una reyerta entre personas inmigrantes ha causado gran alarma entre los números viandantes presentes, movilizándose varias unidades de la Policía Local y de la Policía Nacional, quienes acudieron rápidamente al lugar.

Al llegar los agentes, los jóvenes salieron corriendo por las calles adyacentes, siendo perseguidos así por la policía por las calles Corredera, Angustias y Caballeros, con el objetivo de identificar a los posibles autores de la pelea.

Finalmente, según manifiestan testigos presenciales a elMIRA.es, se identificaron a varios de los implicados, que al ser menores de edad y estar residiendo en el centro tutelado ubicado en el antiguo Hotel Avila, fueron puestos a disposición de los tutores que tienen asignados en dicho lugar.

No es la primera vez que hay incidentes provocados por las personas residentes en dicho centro de internamiento, como denuncian continuamente vecinos y comerciantes de la zona, siendo algunos detenidos por cometer diversos delitos, mayormente robos, pero al ser menores, acaban en la calle, y devueltos a su residencia.

El lugar donde se encuentran alojados es el antiguo Hotel Ávila, en la céntrica calle Ávila, junto a la calle Arcos, el cual fue arrebatado por la Junta de Andalucía tras no poder hacer frente los herederos del propietario al pago del impuesto de sucesiones, teniendo que echar el cerrojazo al negocio.

Hay que recordar que el Hotel Ávila fue valorado a efectos fiscales en 1.456.712 euros, siendo el resultado de multiplicar su valor catastral por unos determinados coeficientes aplicados por la Agencia Tributaria andaluza.

Los herederos de Francisco Pacheco, fallecido en abril de 2010, se vieron obligados a hacer frente al pago de 330.000 euros, cifra que, con las plusvalías municipales, se elevó hasta los 403.000 euros. No pudieron afrontar el pago del impuesto y se hizo cargo del mismo la Junta de Andalucía. El caso ha sido de los más sonados en referencia al Impuesto de Sucesiones. En el día de hoy ya no hospeda a clientes, sino a inmigrantes sin papeles.