sábado 28/5/22
Toros

Roca es Rey de Jerez

Roca es Rey de Jerez

Crónica de la Segunda de la Feria del Caballo 2018 de Jerez

Plaza de Jerez de la Frontera (Cádiz), viernes, 11 de mayo de 2018. Segunda corrida de la Feria del Caballo 2018. Cielo soleado con algo de viento poniente. Lleno de público. Ameniza la banda “Acordes de Jerez”, dirigida por Domingo Díaz. Preside Jerónimo Cornejo.

Se lidiaron toros de la ganadería de Núñez del Cuvillo (que pasta en Vejer), con pesos entre 450 y 505 kilos, justos de presentación, sin fuerzas y de juego desigual. En el arrastre, el primero y el tercero fueron aplaudidos; el sexto, ovacionado.

Julián López El Juli, honda desprendida y descabello; una oreja.  Estocada honda trasera y cinco golpes de descabello; ovación que saluda desde el tercio.

Alejandro Talavante, media algo caída que basta; silencio. Pinchazo y entera algo caída; pitos.

Andrés Roca Rey: entera en su sitio; dos orejas. Gran estocada al encuentro; dos orejas y rabo.

Incidencias: en el primer toro el banderillero José María Soler se desmonteró tras parear. Al final de la corrida Roca Rey salió a hombros por la puerta grande.

Se esperaba en Jerez a El Juli, ausente desde 2012, cuando cortó cuatro orejas y un rabo a los núñez del cuvillo; más desde la gran tarde de rabo ofrecida en agosto en la inmediata ciudad de El Puerto y mucho más desde el indulto logrado en esta Feria de Abril de Sevilla. Sin embargo, secretamente, a quien la gente está loca por ver es a Roca Rey; no es sólo en Jerez sino allí donde se anuncie, pues se sabe de antemano que es un torero que siempre sale a darlo todo, aunque además está el hecho de que su presentación en esta plaza la saldó el año pasado con cuatro orejas en aquel mano a mano con Talavante. ¿defraudarían en esta ocasión? De momento, los tendidos se presentaban pimpantes y rellenos, estimulados por la agradable temperatura de un mayo verdaderamente primaveral.

El Paseillo | M. Breña

El Juli, de marino y azabache, a su primero, que salió parado, lo recibió con lances en tablas para avanzar hasta una media en el tercio; la puya de José Antonio Barroso fue circunstancial, con el caballo girando y girando, pero el quite levantó los ánimos con chicuelinas, media y revolera. Las banderillas fueron estupendas en manos de Soler y buenas en las de Pérez, el tercero. La faena empezó con doblones avanzando y con ayudados aplaudidos para seguir con dos series de mano baja rematadas siempre con dos pases de pecho consecutivos, costumbre innecesaria; con la izquierda el toro empieza a quedarse pero El Juli insistió y sacó una serie larga con un, ahora sí, gran pase de pecho; vuelta a la derecha, por donde el bicho va mejor y permite, en el tercio, bajar la mano; otra serie con la izquierda y de nuevo con la derecha para terminar con circular directo que enloquece al público.

El Juli en acción | M. Breña

En su segundo, cornidelantero y soso, no hay historia en el recibo y en el caballo la puya es suave, pero el quite ya es otra cosa, con chicuelinas de mano baja y media recogida. Álvaro Montes parea bien. El brindis va a Álvaro Domecq y la faena comienza por alto, a pies juntos, antes de ir a los medios, donde torea en redondo y bajando la mano, casi habitual en este torero, a lo largo de cuatro tandas, aunque el animal va a menos, mientras suena el pasodoble “Jerezano”; por la izquierda hay solo una serie; vuelve a la derecha para circulares y luquinas y así acaba.

El Juli | Froilán Solis

Talavante, que vestía de marino y oro e hizo el paseíllo con parsimonia y majestad, a su primero, colorado chorreado, lo recibió con lances de mano baja y media mientras metía la cara; la puya fue apurada porque, empujando con un cuerno, hizo girar sin parar al caballo hasta derribarlo; las banderillas estuvieron bien pero el animal cayó mientras Trujillo bregaba. La muleta empezó por alto avanzando y siguió con dos series en redondo aplaudidas, aunque dobla las manos; por la izquierda, al bajar la tela vuelve a claudicar antes de otras serie más despaciosa y en redondo; finaliza por la derecha de uno en uno mientras el colorado ya sin fuerzas suelta tornillazos; Alejandro manda parar la música, recién empezada, haciendo saber al público que no tenía ganas de fiesta (ni de seguir, pues ahí acabó, como si estuviera abúlico).

Talavante | M. Breña

En su segundo, lavadito de cara y astillado del izquierdo, recibe con un farol en tablas y lances que provocan una vuelta de campana; la puya es cuidadosa y el animal no se emplea; las banderillas se pusieron correctamente. El pacense brindó al público y principió directamente en redondo aunque ya se ve poca colaboración; va a una serie corta por la izquierda, con la que luego sigue y es desarmado; pasa a torear con ayudados y hay una buena serie que hace albergar esperanzas pero se va a por la espada, lo que despierta algunos pitos de decepción, pitos que serán bronca cuando el animal doble. Hacía tiempo que en Jerez no veíamos una bronca a un torero.

Talavante | Froilán Solis

Roca Rey, que vestía de chocolate y oro, a su primero, jabonero, lo recibió por verónicas y chicuelinas de planta erguida; la puya es sólo corta pero el quite es completo, con chicuelinas, tafallera, gaoneras y media, muy aplaudido. Los pares estuvieron bien aunque el animal da en la brega una vuelta de campana. La faena empezó con un apurado cambio por la espalda pero el bicho se fue a toriles y allí le buscó por alto y por trincheras; siguen dos series en la boca de riego, en redondo, y con la izquierda vemos una serie grande; otra grande hay en el tercio, ahora con la derecha pero el toro se para; no importa, con la izquierda habrá otra bajando la mano y vendrán luego las bernadinas de clamor, antes de las palmas por bulerías.

Roca Rey | M. Breña

En su segundo, castaño, recibe a pies juntos con semitijerilla y lances de mano baja; tras la puya, algo fuerte pero una sola, sale perdiendo las manos y en el quite, por verónicas y media, blandea de nuevo y provoca palmas de tango. Los rehiletes están, nuevamente, en buena línea. El brindis de dedicó al cantante Andrés Calamaro y la faena empezó en tablas por alto y el toro cae; en los medios vimos dos series en redondo muy aplaudidas y luego dos por la izquierda, todavía más aplaudidas, en la boca de riego; el toro va a más gracias a lo que el torero le consiente; hay otra buena con la derecha y está saliendo una faena enorme; los pases nuevamente por la izquierda forman un alboroto y brotan las palmas por bulerías; sigue por la izquierda y aquello no parece acabar nunca, por fortuna, con pases largos y despaciosos; nuevamente por la derecha hay una gran serie en redondo y a media altura; el remate es otra en redondo, ahora por la izquierda. El efecto rápido de la estocada propició los máximos trofeos y la fiesta buleriera.

Roca Rey | Froilán Solis

Fue una tarde de toros completa. Decimos completa porque tuvo de todo, la falta de ganas de Talavante, el nadar entre dos aguas de El Juli y la gran lección de torear y sacar toro de donde no hay de Roca Rey. En la despedida hubo bronca, palmas y entronización. Roca es Rey.

Comentarios
Roca es Rey de Jerez