domingo. 25.09.2022

Esta es la nueva 'moda' en Almería: romper las señales en las playas

Se trata de la señalización de la franja marina asociada a determinadas playas naturales del parque y la Zona de Especial Conservación (ZEC) de Cabo de Gata-Níjar
Esta es la nueva 'moda' en Almería. Romper las señales en las playas
Esta es la nueva 'moda' en Almería. Romper las señales en las playas

Parece que se ha instaurado una nueva 'moda' en Almería. En este caso se trata de romper las señales de playa. Las autoridades ya se han puesto manos a la obra para tratar de erradicar esta práctica tan nociva en la temporada de verano.

En este sentido, personal de la comandancia de la Guardia Civil de Almería especializado en la protección de la naturaleza está investigando los daños causados en señales de playas del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, un práctica muy presente en las últimas semanas.

Las playas del Cabo de Gata
Las playas del Cabo de Gata

Se trata de la señalización de la franja marina asociada a determinadas playas naturales del parque y la Zona de Especial Conservación (ZEC) de Cabo de Gata-Níjar para la conservación de hábitats litorales protegidos, ordenación de las actividades de uso público y sobre todo evitar situaciones de riesgo para la seguridad o bienestar de las personas.

Protección de espacios naturales

Hay que aclarar que esta actuación se enmarca en el permanente trabajo en esta provincia para la protección de los espacios naturales en el ámbito del plan de sostenibilidad de la Guardia Civil 2021-2025 y en la coordinación con otros actores de diferentes administraciones.

De esta manera, cualquier acción que suponga la destrucción, deterioro, sustracción o cambio de localización de las señales en los espacios naturales protegidos puede ser tipificada como una infracción de carácter administrativo muy grave. Las sanciones por las autoridades competentes pueden llegar hasta los 300.000 euros, además de la responsabilidad que pueda determinarse en caso de que dichos daños pudieran afectar a la seguridad de los bañistas.

Es por ello que se realiza un especial seguimiento sobre el cumplimiento de las disposiciones relacionadas con la conservación de la naturaleza y el medio ambiente, los espacios protegidos, los recursos hidráulicos, la caza y la pesca, el maltrato animal, los yacimientos arqueológicos y paleontológicos y la ordenación del territorio.

La Guardia Civil ruega la máxima colaboración ciudadana con las distintas administraciones y cuerpos policiales para perseguir este tipo de actuaciones, al poner en riesgo no solo la seguridad de las personas sino la de los espacios naturales de la provincia.

Esta es la nueva 'moda' en Almería: romper las señales en las playas