sábado 27/11/21

Almería rinde homenaje a “la memoria viva” de José María Artero

La familia de “un almeriense ejemplar” arropa al alcalde en la inauguración del gran ágora cultural de la ciudad, que ayudará “a aprender y compartir el conocimiento”

Almería rinde homenaje a “la memoria viva” de José María Artero

La familia de “un almeriense ejemplar” arropa al alcalde en la inauguración del gran ágora cultural de la ciudad, que ayudará “a aprender y compartir el conocimiento”

“Siempre imaginé el paraíso como una especie de biblioteca”. Estas palabras del escritor Jorge Luis Borges expresadas por el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y compartidas por Ángela Artero, nieta del “almeriense ejemplar” que da nombre a la Biblioteca Central refleja el espíritu del gran ágora cultural de la ciudad que ya se ha convertido en el ‘Tercer Lugar’ de los ciudadanos, junto al hogar y el trabajo. Más de veinticinco miembros de la familia de José María Artero, hijos y nietos de una de las personas que han impulsado la cultura de la ciudad en el siglo XX, han arropado al alcalde en la inauguración, hoy, de la Biblioteca Central ‘José María Artero’.

Y no hay mejor manera de celebrar este espacio de conocimiento que echar la vista atrás y comprobar que su primer año de funcionamiento, primero abriendo en enero de 2019 las salas de estudio 24/7 y desde el pasado 24 de octubre a pleno rendimiento se ha saldado con más 263.800 visitantes, con una media de 1.150 personas diarias, y más de un millar de nuevos usuarios que se suman a todos los que ya poseen el carné de la red de bibliotecas de Andalucía. Todo un éxito de la cultura y un impulso para el desarrollo de la ciudad.

El Ayuntamiento de Almería ha querido que la inauguración oficial sirva para rendir homenaje a la persona que lleva el nombre de la biblioteca. Por eso, ha reunido a su familia y por el mismo motivo el alcalde le ha dedicado gran parte de su intervención, asegurando que “la fotografía, la lectura constante y la edición generosa, puesto que siguió editando libros a pesar de las dificultades del mercado, son parte de la extraordinaria vida y obra de José María Artero, y al que Almería debe, entre otras muchas cosas, la celebración de la Feria del Libro.

También fue el impulsor del Ateneo, que fue un faro cultural determinante en unos años en los que nos limitaron la libertad de ver, saber y comprender. Fue fundador de revistas y periódicos y también quiso ejercer el servicio público siendo concejal del Ayuntamiento de Almería”.

Esta frase la desarrolla Fernández-Pacheco asegurando que “José María Artero fue un almeriense ejemplar, cuyo legado inmaterial en forma de amor por Almería, por la cultura, por el arte y por la divulgación, se completa hoy con el legado material que supone este edificio, obra de otro almeriense ejemplar como fue el arquitecto Guillermo Langle, y que no sólo albergará la memoria viva de la obra de quien desde hoy le da su nombre, sino que servirá también para trasladar esa idea de civilización que hizo suya el autor y editor almeriense al decir, como hace siglos decían los griegos, que solo hay un bien, que es el conocimiento, y un mal, que es la ignorancia”.

Por parte de la familia, Ángela Artero ha expresado que “mi abuelo era un hacedor, una de esas personas que no espera, hace lo que siente que tiene que hacer independientemente de siglas, partidos o instituciones. Si contaba con apoyo, fantástico, si no, lo hacía por su cuenta y riesgo. Todos los que se dedican a la gestión cultural y política saben lo complejo que es que los proyectos salgan adelante y ponerse de acuerdo”. Por eso, confiesa la nieta “hoy estamos de fiesta, una biblioteca nace, infinidad de historias por escribir y descubrir, estamos por un instante en el paraíso. Disfrútenlo, sean felices”.

La Biblioteca cuenta con un fondo bibliográfico (físico y digital) de más de 21.200 volúmenes y licencias. La familia Artero ha sumado un volumen muy especial, que ha regalado al Ayuntamiento y le ha entregado Chema Artero, nieto del homenajeado, al alcalde.

Se trata de una edición especial que conmemoraba el décimo aniversario de la Constitución Española, que dirigió José María Artero, realizada de forma artesanal y de la que sólo se editaron ocho volúmenes.

Almería rinde homenaje a “la memoria viva” de José María Artero