domingo 11/4/21

El alcalde de Almería anuncia ayudas para la compra de patinetes

El alcalde ha abogado por mejorar la seguridad vial de peatones, conductores, usuarios de bicicletas y patinetes a través de la ampliación de la red ciclista de Almería
ALMERÍA, 6 (EUROPA PRESS) El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha anunciado este martes que se ha descartado el proyecto presentado en 2017 por su gobierno para poner en marcha en la capital un servicio de alquiler de bicicletas como alternativa "sostenible" al transporte público en la ciudad mientras que, de forma paralela, se va a optar por ofrecer ayudas para la compra de patinetes como ya se hizo en Navidad, cuando se ofrecieron aportaciones de 100 euros para su adquisición en comercios de la ciudad. En declaraciones a los medios, el primer edil almeriense ha confirmado que el proyecto, que ya contaba incluso con un reglamento regulador del servicio aprobado, ha quedado definitivamente aparcado tras varios retrasos --el último de ellos argumentado bajo la nueva ley de contratos en febrero de 2019--, ya que inicialmente su puesta en servicio estaba comprometida para 2018. "La experiencia de otras ciudades nos ha hecho ser cautos a la hora de emprender un proyecto que tal y como estaba planteado no ha terminado de funcionar", ha explicado Fernández-Pacheco, quien ha insistido en que el servicio público de alquiler no ha cuajado en otras capitales porque "la gente prefiere adquirir" unos vehículos que son "económicos y cualquiera puede permitirse". El plan planteado por el equipo de gobierno preveía dotar a la ciudad con 400 bicicletas eléctricas y 61 estaciones con 600 anclajes repartidas por todo el municipio mediante una concesión administrativa de ocho años bajo un coste estimado de 600.000 euros, según el importe de licitación. Para los usuarios, el coste previsto era de unos 40 euros anuales en su 'tarifa plana'. La opción con la que se pretendía incentivar un transporte sostenible para la capital tenía como objetivo aprovechar la red de más de 70 kilómetros de carril-bici con la que cuenta la ciudad; aunque ahora la evolución del sector ha hecho al Ayuntamiento replantearse la idea inicial y apostar por que sean los usuarios quienes adquieran sus propios vehículos eléctricos. "Al final lo importante es promover este tipo de movilidad para que la gente abandone el vehículo privado y opte por medios de transporte que son más sostenibles, bien sean eléctricos, transporte público o el propio uso del taxi", ha dicho el alcalde, quien ha observado además que la fórmula original "dejaba fuera los patinetes eléctricos" cuando "son muchas las personas que prefieren este vehículo". El Ayuntamiento de Almería dispuso de cara a la Navidad de 2020 una partida de 50.000 euros para apoyar al comercio local frente al covid-19 mediante la subvención en la compra de patinetes eléctricos; una iniciativa a la que se acogieron finalmente ocho empresas, alguna de ellas franquiciada, para ofertar 500 patinetes con descuento. MEJORA DE LA SEGURIDAD VIAL El alcalde ha abogado por mejorar la seguridad vial de peatones, conductores, usuarios de bicicletas y patinetes a través de la ampliación de la red ciclista de la ciudad que supera ya los 78,31 kilómetros lineales de carril bici gracias a la última incorporación de un nuevo tramo en la avenida Adolfo Suárez. Son algo más de 618 metros de carril-bici que, desde hace unas semanas, conecta los barrios de Nueva Almería y Vega de Acá con la avenida del Mediterráneo, El Zapillo y las 500 Viviendas. Con una inversión de 90.000 euros, el Área de Movilidad ha ejecutado este nuevo tramo de la red ciclista que se suma a los realizados esta Corporación en el puente de la Avenida del Mediterráneo (710 metros) y a la conexión con Huércal de Almería (760 metros). Además, el Ayuntamiento ha adjudicado la obra para completar la conexión viaria mediante carril bici entre la N-344 y El Toyo, con lo que serán 215 metros más que unirán el barrio de El Toyo con Retamar. Pendiente de licitación por parte de Diputación Provincial, está el proyecto que conectará mediante carril bici la avenida de Torrecárdenas y la calle Isla Cabrera. Son 1.458,47 metros de un tramo que unirá, de sur a norte, el barrio de El Puche con la avenida de Torrecárdenas a lo largo de la calle Cabrera. Acompañado por la concejala delegada del área de Movilidad y Seguridad, María del Mar García Lorca, el alcalde ha resaltado la importancia que para ganar en seguridad tiene la red ciclista. "Cada vez son más los almerienses que utilizan los vehículos de movilidad sostenible para desplazarse por la ciudad. Vehículos que son muy cómodos pero que pueden ser inseguros si se usan de manera incorrecta, por eso, cuantos más carriles tenga la ciudad y cuantas más zonas habilitadas expresamente haya para estos vehículos de movilidad sostenible, más seguro será para todos: conductores de patinetes y también peatones", ha explicado el alcalde. La normativa actual aplicable a los vehículos de movilidad personal (VMP), entre los que se encuentran los patinetes eléctricos es la recogida en el Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, por el que se modifican el Reglamento General de Circulación, aprobado por Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre y el Reglamento General de Vehículos aprobado por Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, en materia de medidas urbanas de tráfico. Con fecha de entrada en vigor del 2 de enero de 2021, los VMP adquieren categoría de vehículos en el Reglamento General de Circulación y, por tanto, están sujetos a las normas impuestas a los conductores de vehículos ya que aunque no son vehículos a motor, sí son motorizados. Son vehículos que han de ser utilizados únicamente por una sola persona y con una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora. No pueden circular por las aceras ni por zonas peatonales, ni por vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías y túneles urbanos. La circulación será por carril bici o calzada, en el caso de que no haya carril bici. Y en este último deberán de adaptarse a la velocidad marcada para cada tramo y nunca superar los 25 kilómetros por hora.

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha anunciado este martes que se ha descartado el proyecto presentado en 2017 por su gobierno para poner en marcha en la capital un servicio de alquiler de bicicletas como alternativa "sostenible" al transporte público en la ciudad mientras que, de forma paralela, se va a optar por ofrecer ayudas para la compra de patinetes como ya se hizo en Navidad, cuando se ofrecieron aportaciones de 100 euros para su adquisición en comercios de Almería.

En declaraciones a los medios, el primer edil almeriense ha confirmado que el proyecto, que ya contaba incluso con un reglamento regulador del servicio aprobado, ha quedado definitivamente aparcado tras varios retrasos --el último de ellos argumentado bajo la nueva ley de contratos en febrero de 2019--, ya que inicialmente su puesta en servicio estaba comprometida para 2018.

"La experiencia de otras ciudades nos ha hecho ser cautos a la hora de emprender un proyecto que tal y como estaba planteado no ha terminado de funcionar", ha explicado Fernández-Pacheco, quien ha insistido en que el servicio público de alquiler no ha cuajado en otras capitales porque "la gente prefiere adquirir" unos vehículos que son "económicos y cualquiera puede permitirse".

El plan planteado por el equipo de gobierno preveía dotar a la ciudad con 400 bicicletas eléctricas y 61 estaciones con 600 anclajes repartidas por todo el municipio mediante una concesión administrativa de ocho años bajo un coste estimado de 600.000 euros, según el importe de licitación. Para los usuarios, el coste previsto era de unos 40 euros anuales en su 'tarifa plana'.

Aprovechamiento del carril-bici

La opción con la que se pretendía incentivar un transporte sostenible para la capital tenía como objetivo aprovechar la red de más de 70 kilómetros de carril-bici con la que cuenta la ciudad; aunque ahora la evolución del sector ha hecho al Ayuntamiento replantearse la idea inicial y apostar por que sean los usuarios quienes adquieran sus propios vehículos eléctricos.

"Al final lo importante es promover este tipo de movilidad para que la gente abandone el vehículo privado y opte por medios de transporte que son más sostenibles, bien sean eléctricos, transporte público o el propio uso del taxi", ha dicho el alcalde, quien ha observado además que la fórmula original "dejaba fuera los patinetes eléctricos" cuando "son muchas las personas que prefieren este vehículo".

El Ayuntamiento de Almería dispuso de cara a la Navidad de 2020 una partida de 50.000 euros para apoyar al comercio local frente al covid-19 mediante la subvención en la compra de patinetes eléctricos; una iniciativa a la que se acogieron finalmente ocho empresas, alguna de ellas franquiciada, para ofertar 500 patinetes con descuento. 

Mejora de la seguridad vial

El alcalde ha abogado por mejorar la seguridad vial de peatones, conductores, usuarios de bicicletas y patinetes a través de la ampliación de la red ciclista de la ciudad que supera ya los 78,31 kilómetros lineales de carril bici gracias a la última incorporación de un nuevo tramo en la avenida Adolfo Suárez. Son algo más de 618 metros de carril-bici que, desde hace unas semanas, conecta los barrios de Nueva Almería y Vega de Acá con la avenida del Mediterráneo, El Zapillo y las 500 Viviendas.

Con una inversión de 90.000 euros, el Área de Movilidad ha ejecutado este nuevo tramo de la red ciclista que se suma a los realizados esta Corporación en el puente de la Avenida del Mediterráneo (710 metros) y a la conexión con Huércal de Almería (760 metros). Además, el Ayuntamiento ha adjudicado la obra para completar la conexión viaria mediante carril bici entre la N-344 y El Toyo, con lo que serán 215 metros más que unirán el barrio de El Toyo con Retamar.

Pendiente de licitación por parte de Diputación Provincial, está el proyecto que conectará mediante carril bici la avenida de Torrecárdenas y la calle Isla Cabrera. Son 1.458,47 metros de un tramo que unirá, de sur a norte, el barrio de El Puche con la avenida de Torrecárdenas a lo largo de la calle Cabrera.

Vehículos de movilidad personal

Acompañado por la concejala delegada del área de Movilidad y Seguridad, María del Mar García Lorca, el alcalde ha resaltado la importancia que para ganar en seguridad tiene la red ciclista.

"Cada vez son más los almerienses que utilizan los vehículos de movilidad sostenible para desplazarse por la ciudad. Vehículos que son muy cómodos pero que pueden ser inseguros si se usan de manera incorrecta, por eso, cuantos más carriles tenga la ciudad y cuantas más zonas habilitadas expresamente haya para estos vehículos de movilidad sostenible, más seguro será para todos: conductores de patinetes y también peatones", ha explicado el alcalde.

La normativa actual aplicable a los vehículos de movilidad personal (VMP), entre los que se encuentran los patinetes eléctricos es la recogida en el Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, por el que se modifican el Reglamento General de Circulación, aprobado por Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre y el Reglamento General de Vehículos aprobado por Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, en materia de medidas urbanas de tráfico.

Con fecha de entrada en vigor del 2 de enero de 2021, los VMP adquieren categoría de vehículos en el Reglamento General de Circulación y, por tanto, están sujetos a las normas impuestas a los conductores de vehículos ya que aunque no son vehículos a motor, sí son motorizados.

Son vehículos que han de ser utilizados únicamente por una sola persona y con una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora. No pueden circular por las aceras ni por zonas peatonales, ni por vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías y túneles urbanos. La circulación será por carril bici o calzada, en el caso de que no haya carril bici. Y en este último deberán de adaptarse a la velocidad marcada para cada tramo y nunca superar los 25 kilómetros por hora.

El alcalde de Almería anuncia ayudas para la compra de patinetes