domingo. 07.08.2022

El CEIP San Ignacio renueva su bandera verde por su compromiso como ecoescuela

El centro es también pionero con el programa 'Convivencia positiva' que trabaja con perros de agua en las clases

El CEIP San Ignacio renueva su bandera verde por su compromiso como ecoescuela

El centro es también pionero con el programa 'Convivencia positiva' que trabaja con perros de agua en las clases

La alcaldesa isleña, Patricia Cavada, y el delegado territorial de Educación, Juan Luis Belizón, además de los concejales de Civismo y Cooperación y Educación, Ana Lorenzo y Antonio Rojas, respectivamente, han visitado este martes el CEIP San Ignacio de la ciudad con motivo de la renovación de la Bandera Verde, galardón con el que las consejerías de Educación y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía reconoce la labor de las Ecoescuelas andaluzas, siendo además el único centro de Infantil y Primaria de la provincia gaditana presente en el listado de los 18 colegios andaluces que reciben esta distinción, que recogerán en un acto en la capital hispalense el próximo jueves 27.

Antes de asistir junto al alumnado a una sesión extraordinaria del comité ambiental previa a la entrega de galardones en Sevilla, Cavada ha reconocido la labor de del centro educativo, “desde el alumnado, a los profesores, el AMPA, porteros, personal de mantenimiento o administración”, subrayando su “orgullo” por contar en la ciudad con una “activa” comunidad educativa que “demuestra que más allá de realizar el trabajo que les corresponde, realizan proyectos innovadores en una ciudad como San Fernando, rodeada de Parque Natural y cuya estrategia de futuro potencia la naturaleza, la sostenibilidad, la ecología y el medio ambiente”.

“Necesitamos ciudadanos y ciudadanas del futuro que sepan la importancia de asumir comportamientos cívicos que permitan una convivencia pacífica y ayuden a mejorar las condiciones de una ciudad como San Fernando”, ha asegurado la alcaldesa. Al hilo, ha recordado la decisión que tomó a los pocos días de llegar al gobierno municipal para que los alumnos y alumnas del CEIP San Ignacio fueran los encargados de encender el alumbrado de la Feria del Carmen y de la Sal 2015 para recompensar así al centro educativo por las lecciones de civismo que año tras año dan desde que en 2005 se convirtiesen en Ecoescuela. “Son importantes los reconocimientos para seguir realizando proyectos que al final redundan en beneficio de la comunidad”, ha asegurado.

Por su parte, el delegado territorial de Educación ha agradecido igualmente a la comunidad educativa su trabajo “por la incorporación en los proyectos de la Junta de Andalucía”, administración que “ha abierto un abanico de proyectos diferentes que trabaja en la trasversalidad del alumnado, muy necesario para que tengan un espíritu crítico fuera de las puertas de este centro y para impregnar al alumnado de las numerosas situaciones que se van a encontrar en la calle”.

“Trabajamos en pequeños grupos, en contacto con la naturaleza… prácticamente el proyecto Ecoescuela es el proyecto de este centro porque les hacen ser críticos y a comprometerse en la mejora de su entorno”, ha dicho por su parte el director del CEIP, José Luis Romero.

Así, tras asistir a la sesión del comité ambiental, han tenido la oportunidad de conocer el proyecto 'Convivencia Positiva', en el que se trabaja con perros de agua dirigidos por el profesor Antonio García, de la Asociación Española del Perro de Agua Español. Bajo el nombre de 'Pataleo', se utiliza en este proyecto al perro de agua como recurso didáctico en las aulas, ya que esta raza es idónea para paliar la timidez y los problemas comunicativos que se asocian a determinadas capacidades, al ser extremadamente sociables y con gran capacidad afectiva. Así que en el CEIP San Ignacio trabajan ya con estos perros, principalmente en el aula de necesidades educativas especiales.

Finalmente, han visitado varias aulas del centro, así como el huerto escolar cuidado y trabajado por el alumnado.

El CEIP San Ignacio realiza numerosas actividades para establecer compromisos concretos que llaman códigos de conducta y que pretende, entre otras cuestiones, mejorar la gestión del agua, la energía, los residuos, la mejora del entorno físico y también el clima social. Así, por ejemplo, explican a los escolares más pequeños cómo cuidar del medio ambiente, se organizan en patrullas para asegurase de que se usan adecuadamente los contenedores de basura, grifos o aseos, o ponen en marcha campañas como el “safari de cacas”, señalizando los excrementos de perros que se dejan en la calle, o estudios de los CO2 emitidos para proponer acciones para su reducción junto a otras escoescuelas de otros países.

El CEIP San Ignacio renueva su bandera verde por su compromiso como ecoescuela
Comentarios