martes 17/5/22

Detenidos los dos presuntos autores del robo de 41 smartphones

También sustrajeron ordenadores portátiles, gafas de sol y dinero en efectivo, valorado todo en unos 35.000 euros

  • El principal detenido era un operario de una empresa subcontratada que realizaba trabajos en la nave afectada
  • La mayoría de los teléfonos móviles sustraídos fueron vendidos en el mercado negro de  Turquía, Francia, Guinea y, principalmente, Maruecos

La Policía Nacional ha detenido a dos personas por su presunta participación en el  robo de  cuarenta y un  smartphone , cinco ordenadores portátiles, gafas de sol, y dinero en efectivo de una empresa situada en el Polígono en El Puerto de Santa María (Cádiz).

La investigación realizada ha permitido descubrir que la mayoría de los teléfonos móviles sustraídos fueron vendidos en diferentes países y además se procedió a la detención de cuatro personas como presuntos autores de un delito de receptación tras recabar pruebas que indicaban que adquirieron los productos a sabiendas de su procedencia ilícita.

La investigación se inició el pasado verano tras recibir  en la Comisaría de El Puerto de Santa María-Puerto Real una denuncia donde se informaba del  robo de numerosos  móviles de alta gama, cinco ordenadores portátiles, varias gafas de sol y 3.000 euros en efectivo, en una nave de una empresa de distribución situada en el Polígono Las Salinas.

Las primeras pesquisas se centraron en comprobar los  daños causados por los autores en la puerta de acceso de la empresa de distribución y  examinando las dependencias donde se habían sustraídos los efectos y el dinero en metálico. Después de varias indagaciones, la investigación se centró sobre algunas de las personas que tenían conocimiento previo de la actividad de la empresa  donde se realizó el robo.

Varios meses de investigación para  esclarecen los hechos

Fruto de las gestiones realizadas durante los seis meses que ha durado la investigación se  determinó la presunta participación de los hechos investigados de una persona que resultó ser un  empleado de una  empresa subcontratada que presta servicios era la nave afectada.

Los investigadores después de recabar las pruebas que demostraban la participación y responsabilidad del principal investigado  se procedió a su detención como presunto autor de un delito de robo con fuerza. Así mismo , fue identificada y detenida otra persona que  participó en el robo y que entre los dos, habrían forzado la puerta de acceso de la nave para apoderarse de los objetos sustraídos.

Los móviles robados fueron vendidos en diferentes países

Los detenidos  habían vendido a un tercero 35 móviles por una cantidad de 6.000 euros, el cual se desplazó a Madrid donde vendió los terminales telefónicos para su posterior distribución, consiguiendo una suma de 6.000 euros que fueron repartidos entre los autores del robo. El resto de objetos fueron vendidos a otras personas de su entorno.

Ante estos datos , la investigación continuó para averiguar el destino final de la mercancía sustraída identificando finalmente a cuatro personas que habían adquirido los objetos robados a un precio muy inferior al del mercado y conociendo su procedencia ilícita. Igualmente tras detener a estas cuatro personas como presuntos autores de un delito de receptación se recuperaron     seis móviles, unas gafas de sol y dos ordenadores portátiles.

La mayoría de los móviles sustraídos fueron enviados a diferentes países, llegando a localizarse estos en países como Francia, Turquía, Guinea y, principalmente, en Marruecos.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Urbana de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de El Puerto de Santa María-Puerto real.

Delito de receptación

la Policía Nacional informa sobre las consecuencias penales que puede acarrear la adquisición de efectos de origen ilícito, todo ello previsto y penado en  Código Penal como delito de receptación.

Se recomienda a los ciudadanos que, ante el ofrecimiento de un tercero, en un comercio o de forma particular, de un posible efecto de origen presuntamente ilícito, que no lo adquiera y lo ponga en conocimiento de la Policía Nacional. De otro modo, podrá verse implicado en un delito de receptación, el cual es condenado con penas de prisión.

Detenidos los dos presuntos autores del robo de 41 smartphones
Comentarios