jueves. 11.08.2022

Esta es la historia del masajista de Almería que cambiaba tratamientos por 'tocamientos'

Sucesos Almería: Se han presentado, al menos, dos denuncias en relación al masajista, quien habría sometido a tocamientos a una de las clientas después de sugerirle una técnica
Esta es la historia del masajista de Almería que cambiaba tratamientos por 'tocamientos'
Esta es la historia del masajista de Almería que cambiaba tratamientos por 'tocamientos'

Es el pan nuestro de cada día en la sociedad actual. En esta ocasión la historia nos lleva hasta Almería, concretamente a la localidad de El Ejido, donde un masajista aprovechaba sus sesiones de tratamiento para realizar tocamientos.

Según la información que ha trascendido, la Policía Nacional de El Ejido, en la provincia de Almería, ha detenido a un masajista acusado de abusar sexualmente de al menos dos clientas durante sus sesiones conforme el relato de las víctimas y la investigación. No se descartan que pueda acumular nuevas denuncias en las próximas fechas.

La comisaría de El Ejido ha dirigido las actuaciones
La comisaría de El Ejido ha dirigido las actuaciones

Lo que se sabe es que hasta el momento se han presentado, al menos, dos denuncias en relación al masajista, quien habría sometido a tocamientos a una de las clientas después de sugerirle una técnica que conlleva la introducción de dedos en la zona íntima, algo que resulta incongruente o poco creíble.

Tratamiento del masajista

La primera y principal víctima de estos presuntos abusos ha relatado que el masajista le habría propuesto un tratamiento para abordar una contractura reservado para fisioterapeutas titulados al que la mujer se negó, pese a lo cual, habría sido objeto de tocamientos por parte del supuesto especialista.

Finalmente, hay que añadir que la mujer intentó abandonar el local mientras que el masajista insistía en aplicar la técnica. Cuando ella logró marcharse le pidió que "no contara nada a nadie" dado que el tratamiento era "confidencial" y no debía hacerse público.

Esta es la historia del masajista de Almería que cambiaba tratamientos por 'tocamientos'