lunes 16/5/22

Dan de alta en la provincia de Cádiz a profesoras en embarazos avanzados

Ustea Cádiz Enseñanza ha denunciado esta situación tras numerosas quejas

Está sucediendo y de manera peligrosa. Con la impotencia que ello provoca. Y con la peligrosidad. La organización sindical Ustea Cádiz Enseñanza ha denunciado a través de un comunicado “el elevado número de quejas” que están recibiendo en los últimos tiempos procedentes de profesoras de toda la provincia de Cádiz, en avanzado estado de gestación, “a las que están obligando a reincorporarse a sus puestos de trabajo desde la Inspección Médica”.

Son muchas las embarazadas que tienen que volver al trabajo en riesgo laboral. La responsable de Espacio Feminista de Ustea y presidenta de la Junta de Personal Docente de Cádiz, María Jesús de León, ha aseverado que “desde diciembre llevamos observando un aumento de los casos de mujeres gestantes, aquejadas de patologías diversas relacionadas o no con su embarazo, a las que la Inspección Médica de la UMVI, situada en la Plaza del Árbol de la capital gaditana, está llamando a revisión y dando el alta médica en contra de los criterios de los propios médicos de atención primaria y especialistas que las atienden”.

En este mismo sentido de León señala que son docentes embarazadas que están de baja por incapacidad temporal, “bien sea porque sufren lumbalgia, cálculos renales, cólicos nefríticos... Y pese a ello, de forma sistemática –no son casos aislados–, son dadas de alta por la Inspección”.

Según apuntan desde Ustea, se produce la paradoja de que algunas de estas docentes, que superan las 30 semanas de gestación, están siendo invitadas por la propia Inspección Médica a solicitar al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) el riesgo por embarazo al entender que se encuentran en esta situación. “Y esto –subraya el sindicato– ocurre a la vez que reciben el alta de oficio de su incapacidad temporal”.

“Estas mujeres han de reincorporarse a sus puestos de trabajo con carácter inmediato antes de que se resuelvan las gestiones del propio Instituto Nacional de la Seguridad Social para conceder, o no, ese riesgo por embarazo. En otros casos, son los propios médicos de atención primaria quienes están recibiendo desde la Inspección las notificaciones de alta inmediata para que las ejecuten con sus pacientes”, subraya María Jesús de León.

Ustea Cádiz especifica en su comunicado que denunciará esta situación en la Junta de Personal Docente No Universitario –órgano que preside desde las últimas elecciones sindicales del pasado 4 de diciembre– para que se tomen las medidas oportunas.

Dan de alta en la provincia de Cádiz a profesoras en embarazos avanzados