lunes. 08.08.2022

Intervienen 2.700 plantas de marihuana en Almería

La operación 'Ineplan' en Almería, iniciada a principios de este año, ha dejado a siete detenidos por delitos contra la salud pública y defraduación a la red

La Guardia Civil de Almería, dentro del marco de la operación 'Ineplan', ha realizado 13 registros en viviendas en Roquetas de Mar. Los domicilios estaban ocupados de manera ilegal. Estos eran usados para cultivos en interior de marihuana. Además, ha detenido a siete personas por presuntos delitos contra la salud pública y defraudación a la red de fluido eléctrico e hídrico.

La actuación, que se ha saldado con el decomiso de más de 2.700 plantas, dio comienzo en el mes de enero de 2021. La intervención se ha desarrollado en tres fases a raíz de investigaciones policiales y controles operativos. A esto se le suma la labor de análisis de la información e inteligencia básica, así como las informaciones y datos recibidos por colaboradores anónimos.

Según ha informado la Comandancia, se activaron vigilancias y controles operativos en torno a varias viviendas de Roquetas de Mar. En concreto, se trataba de dos portales de un mismo edificio del municipio. Esto se debe a que se advirtieron indicios sólidos de la existencia de los cultivos. El fuerte olor a marihuana y el constante ruido del funcionamientos de los aparatos de extracción y ventilación fue lo que delató a la situación ilícita.

Fases de la operación en Almería

Durante la primera fase de esta operación, realizada a principios de enero de 2021, se procedió a la inspección y registro de nueve viviendas. A esto se le añadió la confiscación de un total de 2.219 plantas de marihuana. Además la Guardia Civil confisco el numeroso material utilizado para optimizar el rendimiento del cultivo.

En la actuación se neutralizaron, asimismo, 45 enganches ilegales a la red de fluido eléctrico y 33 a la red hídrica. Por otro lado, la operación también contó con la detención de cuatro personas.

Durante el registro de una de las viviendas se pudo conocer que en ella los moradores convivían con dos menores de edad. La Guardia Civil localizó la cuna de uno de ellos en el salón del domicilio. Además, una vez allí descubrieron que dos de las habitaciones de la casa estaban dedicadas exclusivamente para al cultivo de marihuana.

Con tan solo cinco días de diferencia, la segunda fase se saldó con un nuevo registro en el que se incautaron 135 plantas de marihuana. Esta fue llevada a cabo en el mismo edificio. Del mismo modo, se neutralizaron 40 enganches ilegales a la red de fluido eléctrico y otros siete a la red hídrica.

En la última fase, la Guardia Civil registró otros tres domicilios en el mismo edificio y se detuvo a dos personas. Esto fue a causa de decomisar 378 plantas y neutralizar 42 enganches ilegales a la red eléctrica y 27 a la red hídrica.

Las diligencias, instruidas junto con los detenidos, han sido entregadas en el Decanato de los Juzgados de Roquetas de Mar (Almería).

Intervienen 2.700 plantas de marihuana en Almería