martes 13/4/21

La Junta de Andalucía restringe el acceso en vehículo a Cabo de Gata

La Junta de Andalucía en Almería ha decidido restringir desde el 12 de junio al 26 de septiembre de 2021 el acceso de vehículos de motor a las playas naturales de Cabo de Gata
fotonoticia_20200830111438_1200
La Junta de Almería ha restringido el acceso a Cabo de Gata a todos los vehículos sin autorización

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Almería ha resuelto restringir desde el 12 de junio al 26 de septiembre de 2021 el acceso a las playas naturales de Cabo de Gata. En concreto, se trate de las situadas a poniente de la barriada de San José y comprendidas entre el arenal de Genoveses y Cala Carbón. En el parque natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería) limita el paso a todos los vehículos a motor que carezcan de autorización.

La resolución, publicada este martes 6 de abril en BOJA y recogida por El Mira, también limita en el mismo periodo temporal a un número máximo de cinco las piraguas, kayaks y similares artefactos sin motor. Se trata de los que puedan agruparse en las zonas del litoral del Parque Natural sin necesidad de contar con una autorización expresa para la actividad libre recreativa no comercial.

Por su parte, la agrupación libre, no comercial, de un mayor número de artefactos, requerirá la autorización expresa de la Delegación Territorial, según especifica la resolución.

En dicha autorización se establecerán las condiciones concretas que garanticen la preservación del ecosistema litoral y el uso del dominio público marítimo-terrestre. Sin embargo, se exceptúa su uso para cualquier actuación que tenga como objetivo la preservación de la vida humana en la mar.

Playas de Almería como espacios naturales protegidos

El texto, que ya ha sido notificado al Ayuntamiento de Níjar y a Capitanía Marítima, recuerda que las playas naturales situadas a poniente de la barriada de San José dentro de los límites del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, constituyen un espacio natural. Éste posee un elevado valor ecológico, geológico y paisajístico considerado como uno de los enclaves más privilegiados de la franja litoral mediterránea.

"La aglomeración de personas y vehículos que se concentran en estos parajes naturales durante el periodo estival, supone el deterioro del ecosistema litoral que caracteriza el entorno". Además de "graves problemas de colapsos en las vías de acceso que impiden garantizar tanto las condiciones mínimas de seguridad en caso de incendio forestal y/o cualquier situación de emergencia que pueda generarse, como la cobertura de servicios básicos sanitarios y de salubridad", incide la resolución.

fotonoticia_20210406115057_1200

En cuanto al uso de artefactos flotantes, la Junta también advierte del "aumento de la actividad recreativa" realizada por grupos de kayaks, piraguas o similares. Los mismos que "no están sujetos a una regulación específica en áreas del litoral".

Lo cual llega a "producir aglomeraciones en áreas especialmente sensibles y que suponen un riesgo para la conservación de las especies marinas propias del área intermareal". Así como "una degradación de los valores estéticos y paisajísticos propios de estas áreas".

Un total de 679 coches al día en Cabo de Gata en 2020

Por su parte, fueron un total de 193.000 usuarios los que accedieron 2020 con vehículo privado a las playas de Mónsul, Genoveses y otras calas de la zona. Esto supone una media de 3,3 pasajeros por vehículo.

En total, se contabilizaron 58.671 vehículos a lo largo del periodo de regulación, siendo el mes con mayor afluencia de público agosto, con 21.055 coches. Es decir, la entrada al espacio protegido de 679 vehículos al día.

No obstante, el número de usuarios que optaron por acudir a las playas a través del servicio de transporte público creció con respecto al año anterior. A través del bus lanzadera acudieron 12.472 personas entre 16 de julio y el 6 de septiembre, la mitad que en 2019 sin pandemia de Covid-19.

La Junta no emitió el pasado ejercicio ninguna autorización para agrupar más de cinco kayaks en una misma cala, pero sí abrió un expediente sancionador a un grupo de artefactos por operar sin la preceptiva autorización. Además, se tramitaron siete expedientes sancionadores relacionados con el fondeo sin autorización.

La Junta de Andalucía restringe el acceso en vehículo a Cabo de Gata