domingo 22/5/22

Roquetas de Mar le pone freno a los taxis piratas

La Policía Local del municipio persigue unas prácticas que “suponen una competencia desleal y ponen en peligro la seguridad de los que usan estos servicios ilegales”

La lucha del Ayuntamiento de Roquetas de Mar contra el fenómeno de los taxis piratas es incesante en el municipio. Sólo en el último año 2020 y en lo que va de 2021 se han abierto más de una veintena de expedientes, con retirada de vehículos incluida y sanción económica. El Gabinete de Movilidad de la Policía Local, adscrito a su vez al área de Desarrollo Urbano por ostentar ésta las competencias de Movilidad, junto a los servicios jurídicos del área, persiguen de forma efectiva una práctica que supone no solo una competencia desleal para el colectivo de taxistas de la ciudad; sino que además pone en riesgo la seguridad tanto de los usuarios de estos servicios clandestinos como del resto de conductores y peatones, al carecer completamente de licencias o seguros de responsabilidad civil para el desempeño de esta actividad.

“Fruto de las reuniones que hemos mantenido con el gremio de taxistas adoptamos un compromiso contundente con ellos de perseguir a aquellas personas que están realizando estas prácticas y haciendo competencia desleal a los taxistas”, expone el concejal de Desarrollo Urbano, Francisco Gutiérrez. Asimismo valora que “gracias a dicho compromiso y al refuerzo realizado junto a la Policía Local hemos conseguido retirar en los últimos meses más de 20 taxis piratas”.

Tres denuncias en 2021

A lo largo del pasado 2020 fueron 19 los expedientes sancionadores incoados. Por su parte, en lo poco que llevamos de 2021 ya se han abierto procedimientos a otros tres propietarios de estos vehículos. En algunos casos se trata de “personas reincidentes”, afirma el propio Gutiérrez. Existe un caso en concreto que ha reincidido tres veces en menos de un año.

Los expedientes sancionadores abiertos desde el Ayuntamiento de Roquetas de Mar llevan aparejadas sanciones económicas por realizar prácticas de transporte ilegal de pasajeros, que oscilan en un rango entre los 1.380 a 2.760 euros; además de la inmovilización del vehículo y su retirada al depósito municipal. El coche no puede ser recuperado hasta que no se abone la sanción económica; y en el caso de los reincidentes, la ley prevé que pueda estar inmovilizado durante un año.

“Vamos a seguir persiguiendo este tipo de prácticas delictivas. Intentaremos que no se reproduzcan, protegiendo los derechos que tienen los taxistas, que son unos profesionales que pagan sus impuestos; pasan sus inspecciones técnicas cuando les corresponde; tienen unas tarifas reguladas; y están ejerciendo de forma impecable su trabajo, frente a estas personas que nadie sabe quiénes son, están ejerciendo una actividad que pone en peligro la seguridad de los pasajeros y no contribuyen de ninguna forma a la sociedad”, resalta el concejal de Desarrollo Urbano de Roquetas de Mar.

Campaña de concienciación

En las próximas semanas el área de Desarrollo Urbano va a poner en marcha una campaña informativa sobre estas prácticas. Estará dirigida especialmente a los usuarios de este tipo de servicios no reglados. “Será una campaña especial de concienciación. El objetivo es que todas aquellas personas que están usando este servicio ilegal de taxis piratas sepan las consecuencias que tienen; y para intentar que esta lacra que azota a nuestra ciudad vaya en disminución”, expone Francisco Gutiérrez. Además, considera que “gracias a este trabajo que se está haciendo junto a la Policía Local y los servicios jurídicos de Desarrollo Urbano hemos conseguido acabar con la sensación de impunidad que tenían los taxistas piratas”.

Roquetas de Mar le pone freno a los taxis piratas