jueves. 18.08.2022

Roquetas de Mar se protege contra las plagas de mosquitos y moscas

El Ayuntamiento de Roquetas da el visto bueno la nueva Ordenanza Municipal para la Prevención y Control de las Plagas de Mosquitos y Moscas

Esta semana se aprobaba en Comisión Informativa Permanente de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Roquetas de Mar la nueva Ordenanza Municipal para la Prevención y el Control de las Plagas de Mosquitos y Moscas, confeccionada desde la Delegación de Aseo urbano, Parques y jardines y Mercados, dirigida por la concejala Susi Ibáñez Toro. La propia concejala destacaba, respecto a la ordenanza en proceso, que “se justifica por una razón de interés general primordial como es el bienestar y la salud pública”, definiendo como el principal objetivo de la misma “establecer las medidas necesarias para mantener las poblaciones de moscas y mosquitos dentro de límites tolerables, minimizando los efectos molestos e insalubres que estos insectos ocasionan”.

El texto aporta una serie de disposiciones en las que se informa a ciudadanos, empresas, colectivos y comunidades sobre sus responsabilidades y obligaciones de cara a evitar la presencia y/o expansión de las moscas y mosquitos picadores en el municipio, a la vez que se pretende concienciar acerca de la necesidad de cumplir con estas obligaciones, como ejercicio de responsabilidad ciudadana.

Entrada en vigor en los próximos meses

Asimismo, la Ordenanza dota al Ayuntamiento de Roquetas y a los órganos competentes de las herramientas necesarias para hacer cumplir las directrices oportunas en los espacios de titularidad privada, estableciendo diferentes tipologías en cuanto a faltas e infracciones, y contemplando modalidades y situaciones susceptibles de sanción a los sujetos responsables de favorecer la reproducción de moscas y mosquitos picadores en las propiedades privadas. Una vez aprobado, el texto se debatirá en el próximo Pleno Municipal y continuará su proceso administrativo, con vistas a entrar en vigor en los próximos meses.

En cuanto al contenido de la presente ordenanza, se hace especial hincapié en la necesidad de evitar la presencia de agua estancada, el acopio incontrolado de residuos orgánicos o la acumulación de suciedad, entendiéndose que son éstas las situaciones más proclives a atraer insectos, o provocar la aparición de focos de cría o infección de larvas.

Obligaciones y responsabilidades

En este sentido, se establece la obligación a propietarios o responsables de espacios, tanto públicos como privados, así como centros de actividades comerciales e industriales, zonas residenciales, etc., de mantener dichos espacios en condiciones de higiene, salubridad, seguridad y ornato público. Se extiende esta obligación también a adoptar las medidas necesarias para evitar la presencia de aguas estancadas o acopio de residuos orgánicos durante un tiempo prolongado que pueda provocar la aparición de focos de insectos.

Se indica asimismo que los objetos o enseres que puedan acumular agua deberán neutralizarse, mediante su retirada o la aplicación de medidas que permitan evitar esta acumulación. Deberá, de esta forma, revisarse y limpiarse cualquier objeto susceptible de acumular agua, al menos dos veces por semana, para que no dé tiempo al desarrollo de huevos o larvas. De igual manera, en imbornales y otros desagües dotados con sistema de sifón, el agua habrá de ser sustituida también dos veces por semana o recibir algún tipo de tratamiento biocida preventivo.

Sistemas de cloración

Tanto canalones de recogida de pluviales, como canaletas, sumideros y similares se habrán de mantener limpios de restos vegetales o basura, así como desinfectados y en perfectas condiciones de funcionamiento. En balsas, balsetas, pozos, aljibes, fosas sépticas, tortugueros, acuarios, fuentes, estanques y elementos similares, que no contengan depredadores naturales de mosquitos, se recomienda adoptar sistemas de cloración, introducir depredadores naturales o cubrir con malla, debidamente ajustada, que evite el paso de luz. Igual consideración cabe hacer en el caso de las balsas de riego y piscinas que no se encuentren en estado de uso habitual, así como cualquier espacio susceptible de terminar almacenando agua estancada.

Roquetas de Mar se protege contra las plagas de mosquitos y moscas