domingo. 01.10.2023

Una claúsula obliga a que el Centro de Salud de Los Gallos esté listo en febrero de 2018

El PP emplaza a Román a solicitar una prórroga a la Junta para que el Ayuntamiento no termine sancionado

El portavoz del Partido Popular, Andrés Núñez, ha ofrecido una rueda de prensa hoy para anunciar una propuesta que llevará al pleno municipal y en la que se propone “que se solicite a la Junta de Andalucía una prórroga del plazo recogido en el convenio firmado para la ejecución de la reforma del centro de salud de Los Gallos”.

Núñez afirma que “en las cláusulas del acuerdo que alcanzó el Partido Popular en el pasado mandato corporativo, aunque finalmente fue José María Román quien lo firmó y salió en la foto, se establece que hay un plazo de dos años para entregar el edificio, algo que se cumple en febrero de 2018 aproximadamente”.

El Partido Popular manifiesta que “dada la demora que lleva el proyecto, achacable únicamente a la mala gestión del alcalde, José María Román, todo apunta a que la obra se terminará fuera de fecha, con lo que Chiclana podría encontrarse un centro de salud acabado finalmente después de una década que podría ser rechazado por la Junta de Andalucía, al no cumplirse el convenio”.

Es decir, que tal y como apunta Andrés Núñez, “de no solicitarse una ampliación del plazo acordado, la operación podría acabar costando a los chiclaneros casi tres millones de euros, 1,3 millones de la obra y 1,5 millones que la Junta de Andalucía podría reclamar al Ayuntamiento por no cumplir el convenio”.

Recorrido por un despropósito

Para el Partido Popular, la gestión del centro de salud de Los Gallos realizada por el PSOE “es un auténtico despropósito, por lo que el asunto tiene que ser una prioridad, como así nos lo traslada la gente, que ve el tema como una auténtica vergüenza de gestión municipal. Hay que dar respuestas, sobre todo cuando se está recortando todos los veranos en materia sanitaria”.

El presidente del Partido Popular recuerda que “lo más reciente del centro de salud de Los Gallos nos remonta al convenio firmado en febrero de 2016 y llevado a pleno por el que se daba salida a la situación dramática del centro de salud, que, no hay que olvidar, se proyecta, se licita, se ejecuta y recepciona por el PSOE, pero no se puede abrir por la cantidad de daños y desperfectos del edificio”.

Tras una situación que llevó a tener un centro de salud que se inundaba y que aún a día de hoy permanece cerrado, “en nuestro periodo corporativo, entre 2011 y 2015, una etapa con cambios en la presidencia de la Junta de Andalucía y en la consejería competente, no fue hasta final del mandato cuando pudimos alcanzar un acuerdo para dar viabilidad al asunto”.

En este sentido, “y ante la crítica fácil del PSOE, cabe recordar que el centro es una competencia de la Junta y por tanto el Ayuntamiento no podíamos gastar dinero sin la autorización de la Junta”.

De esta manera, según reseña Núñez, “se llegó al acuerdo, y licitamos e iniciamos la redacción del proyecto para solucionar los problemas. Sin embargo, es efectivamente el PSOE el que rubricó el acuerdo al que llegó el PP, por lo que fue Román el que salió en la foto, aunque no hizo nada”.

Andrés Núñez resalta que “todo se vuelve a torcer cuando, a pesar de que en la cláusula cuarta del convenio se establece que hay dos años para acometer y entregar la obra, José María Román, en su afán de saltarse todas las normas, pierde el tiempo al querer que la obra la realice Emsisa, algo que, como dijo el PP, no era legal. Así, tuvo que sacar a licitación la obra por 1,3 millones de euros”.

Por tanto, el líder de los populares chiclaneros señala que “no es hasta febrero de 2017 cuando se inicia el proceso de licitación de la obra del centro de salud. Es decir, se perdió un año por las gracietas y ocurrencias de Román. Pero lejos de dejarlo ahí, se inicia el procedimiento de licitación y el único criterio que se determina en el pliego de condiciones es la cuantía, estableciéndose un plazo de ocho meses para la ejecución de la obra”.

Desde el Partido Popular se entiende que “teniendo como límite febrero de 2018, entendemos que lo lógico habría sido incluir también un criterio temporal, pero solo se valora la obra más barata. Lo cierto es que todavía no hay una empresa que vaya a hace la obra, y estamos a finales de julio de 2017”.

Ante esta situación, Andrés Núñez incide en que “empezando hoy, podemos encontrarnos con que la empresa podría terminar en plazo la obra, cobrar 1,3 millones de euros y estar fuera del convenio firmado con la Junta y por la tanto no recepcionar el edificio, pudiendo exigir al Ayuntamiento el dinero entregado”.

De esta manera, “y para que Chiclana no tenga que volver a pagar la factura de la mala gestión de José María Román, el PP propone negociar con la Junta la ampliación del acuerdo firmado, para que no haya plazo y se ponga como condición cuando se termine la obra, dada la pasividad del Gobierno municipal de PSOE y Ganemos”.

Una claúsula obliga a que el Centro de Salud de Los Gallos esté listo en febrero de 2018