miércoles. 06.07.2022

Andalucía, en alerta naranja y amarilla por altas temperaturas en pleno mes de mayo

Además se prevé activar el nivel amarillo por fenómenos costeros en el litoral gaditano y almeriense por vientos de fuerza 7 y 8
Calor
Calor

Pese a encontrarnos todavía en el mes de mayo, las altas temperaturas ya se han instaurado en Andalucía. Tanto es así que este viernes 20 de mayo se alcanzarán máximas de 40 grados, según Aemet, en diferentes puntos de la comunidad, una temperatura inusual para esta época del año y que anticipa la campaña de verano de 2022.

En este sentido, la Agencia Estatal de Meteorología activará el aviso naranja por altas temperaturas entre las 12.00 y las 20.00 horas para las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén por máximas de hasta 40 grados en el valle del Guadalquivir.

Un hombre refrescándose en una fuente en Sevilla
Un hombre refrescándose en una fuente en Sevilla

También se activarán avisos amarillos por calor en Huelva, Cádiz, Granada y Almería, de forma que Málaga es la única provincia andaluza sin alertas activas por altas temperaturas. 

Además se prevé activar el nivel amarillo por fenómenos costeros en el litoral gaditano y almeriense por vientos de fuerza 7 (ocasionalmente de fuerza 8 al oeste de Tarifa y sur de Trafalgar). En el caso de localidades como Jerez de la Frontera se podrían alcanzar los 80 kilómetros por hora.

Recomendaciones por calor

Con estos primeros avisos especiales por calor, el servicio unificado de emergencias 112 Andalucía recomienda mantener conductas responsables y mantenerse siempre bien informados y seguir las recomendaciones de los organismos oficiales.

Así, recuerda que es mejor no salir a la calle en las horas centrales del día, siempre que sea posible. En caso de hacerlo, se debe ir correctamente protegido con sombrero y gorras que cubran la cabeza, gafas de sol o sombrillas que ayuden a proteger de la irradiación solar.

Se recomienda evitar la práctica del deporte durante las horas de más calor, así como actividades o esfuerzos desacostumbrados.

Es importante mantenerse hidratado y beber agua frecuentemente, cada dos horas como máximo, incluso aunque no se tenga sensación de sed. Se debe ofrecer agua habitualmente a menores y ancianos y evitar las bebidas alcohólicas o azucaradas.

Recordar que hay que vigilar especialmente los efectos del calor en los sectores más vulnerables como son niños, mayores y enfermos.

En el interior de las casas, hay que cerrar bien las ventanas, cortinas y persianas más expuestas al sol y encender el ventilador o el aire acondicionado; en caso de no disponer del uso de estos aparatos se deberá buscar siempre las estancias más frescas de la vivienda. Aprovechar las horas más frescas de la noche y primeras de la mañana para ventilar la casa.

Andalucía, en alerta naranja y amarilla por altas temperaturas en pleno mes de mayo