domingo. 21.04.2024
Un buque navegando
Un buque navegando

Juanma Moreno ha mantenido un encuentro con la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de España, Teresa Ribera, para abordar el problema de la sequía que afecta fundamentalmente a Andalucía, así como la falta de infraestructuras hídricas para hacer frente a los meses más secos del año. 

Durante la reunión se han abordado diferentes soluciones a esta situación y que afecta al conjunto de la región pero muy especialmente a provincias como Málaga, Sevilla o Córdoba. En este sentido, una de las propuestas planteadas es el transporte de agua desalada en barco hasta los puertos andaluces, operación que la Junta de Andalucía asegura que tiene un coste de 5 millones de euros mensuales, cifra que puede variar en función a varios criterios. 

El presidente ha manifestado que esta solución se concibe como "último recurso, un recurso límite" ante la dificultad de abastecer a la población, sobre todo de junio a septiembre cuando muchas personas acuden hasta Andalucía para disfrutar de su costa. 

Juanma Moreno ha explicado que se trataría de tener "un barco al día" con la previsión de que puedan llevar 100.000 metros cúbicos de agua, aunque ha apuntado que no todo los barcos tiene la misma capacidad. En este sentido, ha apuntado que la inversión ascendería a 20 millones de euros teniendo en cuenta que los meses más cálidos del verano son, como mínimo, de junio a septiembre. 

Entrando en detalle, apuntan que el agua habría que llevar a una planta depuradora para después distribuirse por la red habitual, sin llegar a concretar de qué desaladora procedería el agua que llegaría a Andalucía.

Identificación de desaladoras que no están a pleno rendimiento

La vicepresidenta Ribera, ha precisado que al tratarse de una infraestructura que no pertenecería a Acuamed (Aguas de las Cuencas Mediterráneas), empresa pública dependiente de su Ministerio, ha argumentado que no puede ser más precisa en este apartado, añadiendo que el trabajo de su departamento en estos momentos se encamina a "identificar las desaladoras que no están a pleno rendimiento".

Ribera ha situado entre 60 y céntimos el metro cúbico el coste de desalar el agua, que "esa parte la estaría cubriendo el Estado", así como el traslado del agua hasta el puerto, al igual que se ha hecho con Cataluña desde Sagunto (Valencia).

Juanma Moreno en la reunión Teresa Ribera
Juanma Moreno en la reunión Teresa Ribera

"Trabajaríamos con la Junta de Andalucía para buscar la fórmula de transportar ese agua, de la planta desaladora hasta un barco a través de un tubo", ha explicado Teresa Ribera, quien ha apuntado la necesidad de contar "en el puerto con capacidad de recogida".

Junto a ello también ha reconocido que "no hemos hablado de la singularidad hídrica" de Andalucía, en la que insiste la Administración autonómica incluso ante ojos de la Unión Europea.

Desaladoras a largo plazo

Ribera ha situado en el largo plazo la entrada en funcionamiento de desaladoras como la Axarquía en Málaga y en Almería por cuanto ha reconocido que no estarían operativas "hasta 2027-2028", por lo que ha admitido que en ese caso "la fecha se iría más allá de la emergencia" que se afronta en estos momentos.

Con ese horizonte temporal con las desaladoras Ribera ha barruntado otras "opciones intermedias", entre las que ha incluido "el incremento de la capacidad desalación en El Atabal", una planta desaladora perteneciente a Acuamed que abastece a la provincia de Málaga, que se puso en servicio en 2005 tras una inversión estatal de 64 millones de euros y que produce al día 165.000 metros cúbicos de agua tratada y que supone garantizar el abastecimiento de Málaga capital.

Juanma Moreno en la reunión Teresa Ribera
Juanma Moreno en la reunión Teresa Ribera

La vicepresidenta y ministra ha reivindicado las actuaciones del Estado en la Cuenca del Guadalquivir como organismo de su competencia, ámbito donde ha puesto de manifiesto los 40 millones invertidos en obras de emergencia que "nos permiten garantizar agua de boca para Granada, Jaén, Córdoba y Sevilla".

De igual forma Juanma Moreno ha destacado las 1.100 actuaciones de la Junta en obras hidráulicas, que han supuesto la ejecución de 1.500 millones, para precisar que serán 4.000 millones los que se inviertan en política hidráulica, por lo que ha blandido los 253 hectómetros cúbicos en capacidad de abastecimiento que ha incorporado la Junta de Andalucía a través de las obras de emergencia con los decretos de sequía.

Andalucía anuncia un "recurso límite" frente a la sequía: un barco traerá agua de otras...