lunes 23/5/22

Presos envenenan a enfermeros con metadona

Sobrecogedor suceso en el centro penitenciario de Huelva

La normalidad comienza a ser un bien preciado. Porque a veces la realidad pone al mundo al revés. Sucedió en la sobremesa. En una sobremesa aparentemente normal. Sólo unos minutos después de las dos de la tarde. Hace unos días. Nos situamos en el centro penitenciario de Huelva. A la hora del café…

La hora del café de varios trabajadores, sí, después del almuerzo. En un repente se comprobó que algo no  marchaba como debiera. Algo iba mal. Algo chirriaba. Estos trabajadores, sanitarios para más señas, notaron mareos, fuertes mareos. Y sudores. Y debilidad. Seis sanitarios. Seis, que se encontraban cada vez peor. Se sentían muy mal…

No sabían a qué se debía esta flaqueza tan acuciante. Y pronto cayeron en la cuenta de lo que estaba sucediendo. De qué les estaba pasando: los habían intentado envenenar. ¿Envenenar? Sí. A través del café. Causa efecto. De momento, las víctimas se han sometido a un control de orina, un dopping, para esclarecer lo sucedido. Para echarse las manos a la cabeza.

Las conclusiones enseguida se esclarecen. Habían sufrido un claro intento de envenenamiento mediante el uso de sustancias psicotrópicas, probablemente metadona. Los responsables —uno o varios, uno de los extremos en los que está trabajando la investigación, a cargo de Instituciones Penitenciarias y la Policía Judicial— de la agresión, que pudo ser mortal, como denuncian desde la asociación sindical, son a las claras algunos de los 1.200 presos que están ingresados en este centro.

Presos envenenan a enfermeros con metadona
Comentarios