jueves 29/7/21

Una rata no se quiso perder el juramento de Susana Díaz como senadora

Mientras Susana Díaz estaba siendo elegida como senadora del Parlamento andaluz, una rata ha hecho acto de presencia entre los escaños de los diputados desatando el pánico en el hemiciclo 
Marta Bosquet, presidenta del Parlamento de Andalucía, al descubrir a la rata en la Cámara
Marta Bosquet, presidenta del Parlamento de Andalucía, al descubrir a la rata en la Cámara

De nuevo el Parlamento de Andalucía ha sido protagonista de un suceso cuanto menos inesperado. Una rata ha interrumpido la votación de Susana Díaz como senadora este miércoles en el parlamento andaluz, causando un gran revuelo entre los diputados y obligando a parar la sesión durante varios minutos.

En los primeros momentos del último Pleno del curso, el roedor ha aparecido bajo el escaño de la diputada de Vox, Ángela Mulas, quien ha dado la voz de alarma al toparse con el inesperado acompañante. Fue entonces cuando la diputada dio un grito y salió corriendo de su escaño, causando que los demás diputados empezaran a correr y moverse por el hemiciclo para evitar a la rata.

En la estampida, Mulas salió por uno de los pasillos, mientras que el diputado de Ciudadanos Enrique Moreno ha sido de los más activos para lograr echar al roedor. Mientras tanto, el resto de diputados miraban bajo sus mesas ante la sorpresa del resto de los presentes que no daban crédito a lo que estaba ocurriendo.

Juan Marín logró echar al roedor del hemiciclo

Ante la situación, los diputados intentaron acorralarla y expulsarla de la Cámara, si bien esta se resistía a irse de debajo de los escaños hasta llegar al del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, quien consiguió echarla fuera, ayudado por varios diputados entre gritos y risas del resto del parlamento.

El escandaloso suceso llegó justo cuando la secretaria de la Mesa, Verónica Pérez, iba a iniciar el nombramiento de los diputados para la votación como senadora de Susana Díaz, quién finalmente ha sido elegida como senadora de Andalucía con 88 votos a favor y 19 votos en blanco. 

Una rata no se quiso perder el juramento de Susana Díaz como senadora