lunes 16/5/22

Reclaman proteger el mercado de trabajo andaluz ante el aumento del paro

La comunidad se ha acercado al millón de parados por el coronavirus tras concentrar el 45,8 por ciento de la subida en marzo en España, con 138.569 desempleados más

Los sindicatos andaluces han reclamado a las administraciones medidas para proteger el mercado de trabajo en Andalucía y, como consecuencia, a los trabajadores ante el "preocupante" aumento de la cifra de parados en el mes de marzo, en el que la comunidad se ha acercado al millón de parados por el coronavirus tras concentrar el 45,8 por ciento de la subida en marzo en España, con 138.569 desempleados más.

En el caso de CCOO, su secretaria general, Nuria López, ha explicado los datos deben valorarse "teniendo en cuenta el contexto en el que nos encontramos, con una pandemia que está poniendo en juego la salud de la ciudadanía y donde frenarla ha de ser la prioridad".

"Lógicamente muchas de las medidas que se están tomando están teniendo consecuencias sobre la clase trabajadora, de ahí que, en materia laboral, para el sindicato la prioridad sea que se proteja a las personas más vulnerables y que se garantice el empleo para estar en mejores condiciones cuando esto finalice", ha añadido.

Precisamente, para evitar que esos empleos se pierdan, CCOO ha instado a las empresas "a utilizar todas las medidas puestas en marcha por el Gobierno de España para no despedir y mantener los empleos de sus trabajadores y trabajadoras, ya sean temporales, fijos-discontinuos o indefinidos".

Igualmente, la dirigente ha hecho un llamamiento a las grandes empresas "para que tengan un compromiso serio y sean socialmente responsables con las pequeñas empresas y personas autónomas, nos las asfixien y puedan tener un margen para realizar los pagos a largo plazo".

"Es importante mantener el empleo para salvar también a las empresas y solamente así podremos salir de esta situación de crisis sin dejar a nadie en el camino", ha aseverado López Marín.

UGT subraya la "debilidad" del mercado

Por su parte, UGT Andalucía ha calificado los datos como "muy negativos" ya que, aunque son "consecuencia directa de las medidas puestas en marcha para la paralización de la expansión del coronavirus", vuelven a poner de manifiesto la "mayor debilidad del mercado laboral andaluz y la enorme elasticidad existente entre la evolución general de la economía y la creación o destrucción de puestos de trabajo".

"Aplaudimos las ultimas medidas aprobadas por el Ejecutivo Central en materia de normativa laboral y lamentamos que el Gobierno de la Junta de Andalucía no esté actuando de la misma forma ni con el mismo objetivo, el de defender los derechos de los más desprotegidos ante la actual situación, los trabajadores", han incidido desde el sindicato.

Por ello, han lamentado que a nivel andaluz el estado de alarma y el freno a la economía haya supuesto en torno a 80.000 solicitudes ERTEs, "lo que eleva ya el numero de trabajadores afectados, sin contar los despidos individuales y las finalizaciones de los contratos temporales, hasta los 300.000".

CSIF evidencia la "fragilidad" del mercado

El presidente de CSIF Andalucía, Germán Girela, tras analizar los datos, ha subrayado que "los datos ponen a las claras la enorme dependencia que tiene el mercado de trabajo andaluz del sector servicios y la gran fragilidad del tejido productivo de la comunidad autónoma".

Por ello, ha reclamado la puesta en marcha de un plan de empleo autonómico que "refuerce los servicios públicos y palíe el maltrecho mercado de trabajo andaluz". "Estamos a disposición de la administración autonómica para profundizar y colaborar en cualquier iniciativa desde el punto de vista del empleo que suponga reforzar los servicios públicos, que entendemos que en momentos de crisis se erigen en un importante motor de la economía y del empleo", ha concluido Girela.

Uso pide "mayor esfuerzo"

Finalmente, el coordinador general de USO-Andalucía, Jesús Postigo, ha pedido "un esfuerzo de las administraciones públicas para reforzar el Servicio de Andaluz de Empleo" dado que, a su juicio, "es imprescindible tirar de las bolsas de contratación para que una plantilla ya de por sí diezmada pueda afrontar esta sobrecarga inhumana de trabajo".

"El 10 de abril, la mayoría de personas reguladas temporalmente no recibirán su prestación por la incapacidad de tramitar tanto ERTE, pero es muy probable que muchos tampoco lleguen a percibirla el 10 de mayo. Un rescate que no llega a tiempo no es un verdadero rescate", ha concluido.

Reclaman proteger el mercado de trabajo andaluz ante el aumento del paro