jueves 26/5/22

Un antivirial eficaz "en verano" y una vacuna "en invierno"

La investigadora del CSIC Sonia Zuñiga, asegura que la vacuna española promete una inmunidad más eficaz y duradera

El programa 'La mañana de Andalucía' ha entrevistado a la doctora e investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Sonia Zúñiga, que forma parte del equipo español que tiene en desarrollo una de las moléculas para inmunizarse contra el coronavirus y así obtener la ansiada vacuna por la que también compiten a un nivel más avanzado investigadores y compañías de China y Estados Unidos.

China y Estados Unidos, los primeros

En primer lugar se ha referido al logro anunciado esta semana por la empresa norteamericana Moderna que ha publicado unos resultados muy satisfactorios de las primeras pruebas en humanos de su proyecto de vacuna. "Es un ensayo en fase 1 con 45 pacientes del que se han obtenido los resultados de los primeros ocho que parece haber generado una respuesta inmune ante el covid".

No obstante la investigadora española se ha mostrado cautelosa porque "hay que esperar a conocer todos los datos porque no se ha dicho qué nivel de inmunidad se ha obtenido, lo que ocurre que necesitaban liberar esta información para comenzar la fase 2 para tener más ensayos con humanos".

Sin embargo, los primeros en cerrar una fase 1 con éxito han sido los chinos. "La de Moderna es la segunda vacuna probada en humanos porque en China ya terminaron la fase 1 hace un mes y ya están en la fase 2". De ahí que asegure que "estas vacunas puede que funcionen y podrían llegar para el próximo invierno".

La vacuna española

En cuanto a las investigaciones para el hallazgo de una vacuna en España, van por detrás en el tiempo, pero promete mejores resultados. "Hay tres aproximaciones de vacunas en España, de la que la más avanzada es la que está basada en el virus de la viruela de la que ya se tienen los primeros lotes de vacunas y ahora se van a probar en ratones", ha destacado Zuñiga quien a continuación se ha centrado en el proyecto en el que ella trabaja.

"La nuestra, como la que ya sacamos para el SARS y el MERS se basa en la ingeniería genética. Generamos el virus en el laboratorio, que ya lo tenemos, y eliminamos los elementos que causan la enfermedad severa. Así obtenemos un virus atenuado, inofensivo, que no se va a poder diseminar. La ventaja es que al estar basado en un virus completo, la inmunidad es más duradera y eficiente".

Medicamento, en verano

Eso sí, aunque se trabaja a contrarreloj para conseguir una vacuna, la doctora cree que es "más factible" que lo primero en llegar sea un tratamiento eficaz contra la enfermedad, un antiviral. "Se están haciendo muchos ensayos clínicos con compuestos antivirales y alguno estará para verano con resultados prometedores", ha señalado.

Rebrote atenuado

En cuanto a la posibilidad de que el rebrote del coronavirus nos llegue sin vacuna, Sonia Zúñiga ha precisado que "los rebrotes en todas las epidemias suelen ser más flojos porque parte de la población, aunque sea poca, ya está inmunizada y porque, espero, ya hayamos aprendido algo y estaremos preparados".

Un antivirial eficaz "en verano" y una vacuna "en invierno"