domingo 16/1/22

Usar gafas premontadas, un auténtico problema para la vista

Los peligros de estas gafas no homologadas pueden derivar en daños permanentes para la vista

Quienes compran gafas premontadas, en las que la graduación se indica con un simple número, desconocen el daño que pueden hacerle a sus ojos.

Aunque el cliente típico de este tipo de anteojos suele ser una persona mayor a la que atrae el bajo precio y lo fácilmente que se encuentran, también hay muchos otros que las adquieren sin reflexionar, simplemente porque se las prueban y ven mejor de cerca que a simple vista.

Ahí suele estar el error, como le cuentan a Andalucía Directo. Porque el defecto en la vista puede ser producto de un aumento de la tensión ocular y no de la habitual presbicia o vista cansada, frecuente a medida que se pasa de los 40 años.

Y eso no lo solucionan unas gafas de supermercado, más bien al contrario. Los expertos alertan de su utilización y destacan la importancia de consultar siempre a un oculista antes de ponernos unos cristales elegidos "a ojo".

Usar gafas premontadas, un auténtico problema para la vista