miércoles 8/12/21

5 verdades sobre la sandía

Estos son cinco verdades de la sandía que probablemente no conocías y que demuestran los grandes beneficios de  esta fruta 
5 verdades sandia
5 verdades sandia

La sandía es una fruta que tiene grandes cantidades de nutrientes, como la vitamina A, C, B y potasio, pero su gran poder se encuentra en el licopeno, el pigmento antioxidante que se encarga de otorgarle su color rojo y prevenir enfermedades. 

No hay nada mejor que disfrutar de un delicioso snack para refrescar el cuerpo, y lo mejor es que puedes ingerirla en trocitos, como bebida e inclusive en postres. Sea como sea que la consumas, tienes garantizada una buena hidratación.

Esta deliciosa fruta se enfrenta a constantes prejuicios, debido a la creencia de que solo contiene agua y azúcar; no obstante, lo cierto es que la sandía nos proporciona grandes cantidades de nutrientes beneficiosos para nuestro cuerpo, además de que aporta muy pocas calorías.

Habiendo dicho eso, voy a comentarte 5 verdades sobre la sandía que te harán incluirla más a menudo en tu vida:

Es baja en calorías

La sandía es baja en grasa y calorías. Con tan solo 30 calorías por una porción aproximada de 100 gramos, esta fruta es una alternativa ideal para consumir entre comidas. Asimismo, nos ayuda a bajar de peso, gracias a que posee un aminoácido potente que afecta a la producción de tejido graso, por lo que previene la acumulación de las mismas en el cuerpo.

Incrementa la energía

¿Sueles perder energías después del entrenamiento? La sandía contiene una gran cantidad de agua, vitamina B6, potasio y magnesio, lo que garantiza la recuperación de la energía perdida luego de realizar un gran esfuerzo físico o deporte.

Por ello, si consumes al menos una porción diaria de sandía, aumentarás tu energía y, al mismo tiempo, subirá el nivel de dopamina, la hormona que coordina el movimiento y te hace sentir bien.

Es un diurético natural

La sandía es recetada a quienes poseen problemas de retención de líquidos o cálculos renales, debido a que estimula la diuresis, o lo que es igual: aumenta el flujo de la orina.

Entonces, es muy recomendada su ingesta como tratamiento natural para tratar enfermedades relacionadas con los riñones, ya que una porción de esta fruta equivale a un vaso de agua. 

Puede usarse como tónico de belleza

No muchos saben que con las semillas de sandía se realiza un aceite rico en antioxidantes, el cual es empleado para prevenir las manchas y líneas de expresión.  Al mismo tiempo, como las semillas poseen las mismas vitaminas y minerales que la fruta, este aceite previene la hinchazón de la piel, el acné y elimina el exceso de grasa del rostro.

Para quienes poseen pieles sensibles y secas, el aceite de semillas de sandía es un buen hidratante que regulará el PH y revitalizará cada superficie en la que sea aplicado.

Sin embargo, está comprobado científicamente que la pulpa de la sandía también puede llegar a reducir las probabilidades de contraer daños en nuestra piel relacionados con el sol, y esto es gracias al alto contenido de Licopeno que posee esta fruta.

Reduce la inflamación e hidrata

Al ser una excelente fuente de vitamina C y otros antioxidantes, la sandía es una de las mejores frutas que ayudan a combatir la inflamación de cualquier parte de nuestro cuerpo.

Sí, como lees, la sandía puede reducir inflamaciones crónicas que se asocian a diversas patologías, como el asma, la diabetes, e incluso algunos tipos de cáncer. 

Ahora que has leído estas 5 verdades sobre la sandía, espero que puedas entender lo importante que es incluirla en tu dieta diaria; en tu desayuno, almuerzo, como merienda o aperitivo, ¡te aseguro que no te arrepentirás!

5 verdades sobre la sandía