jueves 2/12/21

El 80% de todas las muertes cardíacas se pueden evitar con cambiar la alimentación

La falta de ejercicio físico y los alimentos dañinos conforman la principal causa para padecer este tipo de enfermedades
El 80% de todas las muertes cardíacas se pueden evitar con cambiar la alimentación
El 80% de todas las muertes cardíacas se pueden evitar con cambiar la alimentación

Muchos expertos se han dedicado a investigar a fondo sobre las enfermedades cardíacas y la forma de prevenir que estas empeoren, y una de ellas es por medio de la ingesta de comida adecuada y saludable. Esto ha demostrado que el 80% de las muertes cardíacas puede evitarse con cambios en la alimentación, algo nada difícil con la gran variedad de gastronomía que no sólo tenemos en Jerez de la Frontera, sino en toda Andalucía.

Situación mundial actual en cuanto a las enfermedades cardíacas

Con la base de los datos recolectados por las organizaciones de salud de cada nación sobre la tasa de mortalidad, se puede decir con certeza que cada año mueren más de 17 millones de personas que padecen alguna enfermedad cardíaca, y según los cálculos de la OMS, esta cifra aumentará a más de 23 millones para el año 2030.

A partir de esos números es que se ha alertado a los pacientes cardiacos sobre su condición, mostrando que es posible evitar un 80% de las muertes si las personas hacen cambios significativos en su vida y hábitos, resaltando entre ellos la alimentación, un factor que es realmente importante y  el cual a veces es ignorado.

Los casos más comunes de muertes por enfermedades cardíacas se ven en Estados Unidos, país en el que se podría decir que la comida chatarra es parte de la alimentación de una gran mayoría, ya sea como un complemento o directamente como alimento principal.

Los países que conforman Europa han demostrado que su tasa de mortalidad por los mismos casos es menor que en otras naciones, siendo esta del 45%, aunque si se suma con las de los demás continentes, sí vemos que es una cantidad significante, por lo que es entendible el estado de alerta de la OMS y de muchos ciudadanos.

El estilo de vida y la alimentación

La forma en la que todos vivimos tiene mucho que ver con nuestra salud, tengamos algún padecimiento o no, y esto se hace mucho más notorio cuando una persona sí sufre de alguna enfermedad, y al tratarse de un paciente cardiaco esto puede traer problemas a futuro.

La ingesta excesiva de alimentos dañinos y la falta de ejercicio o cualquier otra actividad física, son los principales motivos por los que se ve la decadencia en cuanto a la salud de las personas que padecen enfermedades cardíacas.

Al momento de hacer un cambio en los malos hábitos, no sólo va a mejorar tu situación actual, sino que también podrás asegurar que el riesgo que puedes correr a causa de la enfermedad cardiaca va a disminuir.

Esta puede ser no solo una decisión difícil de hacer, sino que también de cumplir, y más aún cuando nos hemos acostumbrado a llevar una vida poco saludable, pero es lo mejor que se puede hacer para que la preocupación y los síntomas más fuertes también se reduzcan.

Cambios en la alimentación

Comer de manera saludable, teniendo un balance entre las cantidades de cada alimento, es sin duda lo primero que debes hacer cuando hayas tomado la decisión de hacer un cambio en tu estilo de vida.

Esto ayudará a que tu organismo funcione eficientemente, obteniendo los nutrientes que necesita, principalmente aquellos que son requeridos para que los vasos sanguíneos y el corazón estén en óptimas condiciones, y que de esa manera sea controlada la enfermedad cardiaca que padezcas.

Se recomienda que se haga un menú diario con los alimentos que sean recomendados por tu médico tratante, que es quien sabe cuáles son los nutrientes que requieres y las comidas que te lo van a proporcionar en cantidades adecuadas.

De esa manera, el tratamiento que se siga para mantener controlados los síntomas de la enfermedad cardiaca, van a dar mejores resultados, ya que el cuerpo va a recibir mejor los medicamentos y otros procedimientos.

Si por el contrario no se cambian los malos hábitos alimenticios, no se podrá llegar a un cambio positivo en ningún aspecto.

Consejos para personas con enfermedades cardíacas

A pesar de que cada enfermedad cardíaca se controla de distintas maneras, tomando en cuenta cada caso particular que puede surgir dependiendo de la persona, es verdad que se pueden dar algunos consejos generales que pueden ser de gran ayuda.

Lo primero está en controlar las cantidades de las porciones que vas a comer, esto controlará tanto a tu corazón como a tu figura. Los alimentos con alto contenido calórico deben ser ingeridos en menor cantidad que otros.

El 80% de todas las muertes cardíacas se pueden evitar con cambiar la alimentación

Por su parte, las frutas y vegetales que son bajos en calorías deben consumirse más seguido, ya que son fuente de un sinfín de vitaminas y minerales. Esto también debe hacerse con cuidado, evitando las frutas congeladas con azúcar agregado y las enlatadas con almíbar espeso. También es recomendable disminuir las verduras fritas o con salsas que sean cremosas.

Agregar a tu menú los productos obtenidos de los granos será un gran aporte, estos pueden ser harina de trigo integral, cereales con alto contenido de fibra, avena (ya sea gruesa o común), y los granos integrales como la cebada, el arroz integral y la kasha o trigo sarraceno.

Las fuentes de proteína que tienen un bajo contenido de grasa, como los huevos, el pescado, legumbres, la carne molida magra y las carnes de aves sin piel, serán tus aliados y deben figurar en la lista de productos que conformarán tu nueva vida alimenticia.

Es importante reducir la sal en esta nueva dieta, debido a que si esta se ingiere en altas cantidades, hay una gran probabilidad de que se provoque una presión arterial alta, algo que para quienes padecen enfermedades cardíacas puede llegar a ser muy peligroso.

La diabetes y el corazón

Es de saber que la diabetes es una enfermedad que puede aumentar las posibilidades de que una persona desarrolle problemas en el corazón, y cuando se tienen ambos se debe tener especial cuidado en la alimentación.

La expectativa de vida que se tiene para las personas que padecen ambas enfermedades a la vez, es de 20 años, aproximadamente. Cabe resaltar que hay pacientes que han logrado vivir más del tiempo estimado, y esto es gracias a la atención que le dieron a su salud, forma de alimentarse y estilo de vida.

Es por eso que se tiene la certeza de que el 80% de las muertes cardíacas puede evitarse con cambios en la alimentación, que también se encargarán de mejorar la calidad de vida de personas que padezcan alguna de estas enfermedades.

El 80% de todas las muertes cardíacas se pueden evitar con cambiar la alimentación