sábado 27/11/21

Así el aceite de oliva mejora los síntomas de la artritis

La artritis es una enfermedad de tipo autoinmune que genera inflamación y deformidad en las articulaciones del cuerpo humano
Así el aceite de oliva mejora los síntomas de la artritis
Así el aceite de oliva mejora los síntomas de la artritis

El aceite de oliva que proviene de la aceituna y los olivos es uno de los alimentos más usados en la cocina en España, siendo uno de los pilares de la nutrición y un gran aliado para la salud. Se ha comprobado que este alimento, además de otorgarle un inconfundible y rico sabor a las comidas, también cuenta con múltiples beneficios para el bienestar del organismo.

En esta oportunidad, te hablaré sobre su poder desinflamatorio, así el aceite de oliva mejora los síntomas de la artritis reumatoide.

Este producto cuenta con la capacidad de reducir notablemente la inflamación de las articulaciones, relacionada con esta enfermedad.

¿Qué es la artritis reumatoide?

La artritis es una enfermedad de tipo autoinmune que genera inflamación y deformidad en las articulaciones del cuerpo humano; los principales síntomas que acompañan esta patología son dolor y rigidez articular.

El mecanismo de acción por la cual se desarrolla esta enfermedad, consiste en que el sistema inmune ataca de forma voluntaria al co mplejo articular del organismo, lo que termina deteriorando el revestimiento de las mismas.

Esta enfermedad no tiene cura, pero puede ser tratada para aliviar los síntomas y evitar que la misma progrese de forma acelerada, lo que le brindaría mejor calidad de vida a las personas que la padecen.

Aceite de oliva, el mejor aliado natural contra la artritis

Según una investigación que realizó la farmacia clínica de la universidad de Sevilla, se determinó que este alimento puede llegar a mejorar los síntomas asociados con la inflamación articular, esto debido a la cantidad de polifenoles con las que el mismo cuenta.

Además, el estudio también reveló que no solo es capaz de combatir los síntomas, sino que las personas que consuman de forma regular alimentos acompañados de aceite de oliva, también pueden llegar a prevenir el desarrollo de esta enfermedad, otorgando esperanzas para poder desarrollar un tratamiento preventivo a base de este alimento.

Durante esta investigación, se tomó como población de estudio a dos grupos de animales, los cuales fueron alimentados con dos tipos de aceite, un grupo con aceite de girasol y el otro con aceite de oliva extra virgen.

En el periodo que se llevó a cabo el estudio, se determinó que la inflamación en las articulaciones de las ratas que fueron alimentadas con el aceite de oliva, había disminuido de forma significativa, en comparación con los del otro grupo.

De tal forma, se pudo conocer tanto a nivel tisular como macroscópico, que este alimento pudo ser capaz de disminuir los parámetros bioquímicos que se encuentran directamente relacionados con los procesos inflamatorios de estas estructuras.

Esto explica por qué esta enfermedad tiene una menor incidencia en países mediterráneos, que se caracterizan por tener el aceite de oliva como uno de los ingredientes principales en su dieta.

¿Por qué los polifenoles pueden combatir la inflamación?

Estos compuestos de origen natural tienen una gran cantidad de efectos saludables sobre el organismo, existen más de 9.000 polifenoles distintos, como por ejemplo:

  • Taninos. Estos se encargan de otorgarle un sabor amargo a ciertos alimentos, como el vino y el café.
  • Lignina. Esta les brinda rigidez a algunas paredes vegetales, y puede ser encontrada en algunas legumbres.
  • Flavonoides. Este grupo se encuentran presente en muchas frutas y verduras, y son los que abundan en el aceite de oliva.

Una de las principales explicaciones por la cual los polifenoles presentes en este alimento contribuyen a la mejora de los síntomas de dicha enfermedad, es que contiene propiedades que le permiten modular el sistema inmunológico, y con esto la composición de la microbiota, lo que hace que sean necesarios para la mejora de diferentes enfermedades de tipo autoinmune.

Es por esto que el aceite de oliva es capaz de mejorar el asma, la enfermedad inflamatoria intestinal, la diabetes, la rinitis, el eccema y, por su puesto, la protagonista de este tema: la artritis.

Así el aceite de oliva mejora los síntomas de la artritis