lunes. 27.06.2022

Acaban con cuatro plantaciones de marihuana en la Sierra de Cádiz

En uno de los casos más llamativos, una madre y su hijo, habían montado una plantación tipo indoor en una casa que previamente habían ocupado

Acaban con cuatro plantaciones de marihuana en la Sierra de Cádiz

En uno de los casos más llamativos, una madre y su hijo, habían montado una plantación tipo indoor en una casa que previamente habían ocupado

La Guardia Civil ha desmantelado en Puerto Serrano cuatro plantaciones de marihuana tipo indoor, deteniendo a siete personas por esta actividad ilícita. Se han incautado más de 800 plantas, 1,7 kilos de cogollos de marihuana ya secos y listos para su venta, y multitud de material eléctrico y de aire acondicionado.

Una de las intervenciones más llamativas se realizó en una plantación que se había instalado en una vivienda que los detenidos, una madre y su hijo, habían ocupado.

Además de la marihuana que ellos mismos cultivaban, se abastecían de otra de menor calidad y precio que mezclaban con la suya y vendían a un precio mucho mayor.

Para el funcionamiento de las plantaciones se habían instalado todo un complejo sistema eléctrico, que incluían multitud de diferenciales, todo un laberinto de iluminación, extractores y humidificadores.

La electricidad que alimentaba todos estos sistemas, se extraía de forma ilegal del alumbrado público, por lo que a los detenidos se les acusa de delitos contra la salud pública, y de defraudación de fluido eléctrico.

Los servicios se vienen realizando en las últimas semanas por parte de los guardias civiles del Puesto de Puerto Serrano, los cuales han localizado los domicilios donde se habían instalado los cultivos ilegales de los denominados indoor, que incluían lámparas de gran potencia con sus acumuladores de corriente, ventiladores de pared, equipos de aire acondicionado, potentes filtros de carbono para enmascarar el olor característico de estos cultivos y extractores de aire.

Los responsables de los cultivos trataban de hacer pasar desapercibida su actividad instalando paneles que dificultaran la observación exterior, realizando además “enganches” ilegales desde el tendido eléctrico hacia las viviendas.

Por todo lo anterior y tras solicitar los correspondientes mandamientos de entrada y registro, se ha procedido a la detención como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico de siete vecinos de la localidad.

Cabe recordar el peligro que este tipo de actividades ilícitas representa para los vecinos, ya que las instalaciones eléctricas que se realizan están sumamente sobrecargadas y realizadas sin ningún tipo de supervisión, por lo que en muchas ocasiones se producen incendios, que naturalmente no cubren las compañías aseguradoras.

Acaban con cuatro plantaciones de marihuana en la Sierra de Cádiz