domingo. 26.06.2022

Aguas de Cádiz garantizará un mínimo consumo vital de agua a familias en riesgo

El alcalde afirma que una empresa municipal tiene la obligación de poner los recursos al servicio de los ciudadanos

Aguas de Cádiz garantizará un mínimo consumo vital de agua a familias en riesgo

El alcalde afirma que una empresa municipal tiene la obligación de poner los recursos al servicio de los ciudadanos

El Ayuntamiento de Cádiz garantizará un consumo mínimo vital de agua a los vecinos que se encuentran en situación de exclusión social a través del programa de ayuda de la empresa municipal Aguas de Cádiz. El alcalde, José María González, ha anunciado que "el hecho de que una familia se encuentre en situación de exclusión social no puede significar que se vea obligada a vivir sin tener sus necesidades vitales cubiertas".

El alcalde ha subrayado que como institución pública y como empresa municipal existe "la obligación de poner los recursos al servicio de los ciudadanos y no servirnos de ellos", objetivo que ha dado lugar al Programa de Ayuda al Suministro de Agua a Personas en Riesgo de Exclusión Social, que ha presentado este miércoles junto al presidente de la empresa municipal Aguas de Cádiz, Álvaro de la Fuente, y el gerente de la misma, Jesús Oliden, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento.

"Las empresas municipales deben posicionarse y velar por los intereses y por el bienestar de los vecinos de Cádiz, sobre todo por aquellos que peor lo están pasando y están en riesgo de exclusión social", ha indicado José María González, que a su vez ha asegurado que el procedimiento que presentan "deja de que ser neutro para implicarse en la mejora de las condiciones de vida de los gaditanos".

Asimismo, González ha explicado que con este proceso establecen "mecanismos de acción social a través de los cuales se ofrecen condiciones más favorables a determinados colectivos u hogares para tratar de solventar situaciones de pobreza hídrica o exclusión social". Es más, ha anunciado que uno de los principales objetivos es acabar con los cortes de suministro de agua. "El agua es un bien básico esencial y un derecho humano reconocido. Es un recurso escaso, de titularidad pública y su uso está subordinado al interés general", ha subrayado.

El alcalde ha precisado que este proceso se puede poner en marcha gracias "a la gestión económica responsable desarrollada en los dos últimos años ya que en este tiempo Aguas de Cádiz ha reducido su presupuesto en gastos superfluos e innecesarios", consiguiendo así "ahorrar el dinero de todos para poder ampliar las ayudas a los gaditanos con problemas económicos que no pueden hacer frente a las facturas del agua".

Álvaro de la Fuente ha explicado que este programa proviene del trabajo realizado durante en los dos últimos años y que ha tenido su materialización en las jornadas de participación que se celebraron el pasado mes de marzo para la elaboración del Plan Estratégico 2017/2027.

De la Fuente ha relatado que "tanto en las sesiones de diagnóstico como en la mesa para la garantía del derecho humano al agua en las que participaron colectivos sociales, económicos, profesionales y políticos de Cádiz, se demandó la necesidad de establecer un suministro mínimo vital a personas en riesgo de exclusión social", además de proveer "un fondo social solidario para estos casos y de declarar el agua como un derecho humano".

Asimismo, ha aclarado que estas sesiones sirvieron para hacer "un retrato de la realidad social existente y sus necesidades y proponer maneras de afrontar soluciones". Las demandas realizadas por los integrantes de estas mesas han sido "el principio y espíritu inspirador del presente procedimiento".

De otro lado, el presidente de Aguas de Cádiz ha afirmado que "es cierto que el Ayuntamiento ya tenía un protocolo social pero éste era insuficiente y nuestro deber es ir más allá garantizando que las familias tengan un consumo mínimo vital". De esta manera, en determinados casos, el usuario estará exento de pagar la factura mientras dure su situación precaria y siempre que cumpla con una serie de requisitos.

El proceso para determinar quién será beneficiario del mismo es "riguroso", puesto que uno de los "principales problemas" para evitar que se produzcan cortes de suministro a las personas en situación de pobreza hídrica se encuentra "en la dificultad que tienen las empresas suministradoras para saber cuándo una situación de impago es consecuencia de un problema económico del usuario y cuando dicha situación obedece a otras razones", ha detallado De la Fuente.

De este modo, ha incidido en que "aquí la coordinación entre los técnicos del área de Asuntos Sociales y los de la empresa municipal de Aguas se considera de gran importancia". De hecho, durante este tiempo, ambas entidades han realizado un trabajo de coordinación para unificar criterios y procedimientos, administrativos, informáticos o contables.

Los destinatarios de este programa serán "familias catalogadas en exclusión social o familias con problemas transitorios económicos". En caso de exclusión social, la concesión del suministro mínimo vital (SMV) subvencionará el pago de los conceptos bonificables de la factura durante un periodo inicial de 12 meses revisable a los seis a partir de la fecha de aprobación de la ayuda solicitada. Estas ayudas serán con cargo al fondo social solidario de Aguas de Cádiz, hasta agotar la partida anual de 300.000 euros prevista para esta medida de acción social, ha explicado el Ayuntamiento.

Además han asegurado que por semanas el área de Bienestar Social remitirá a Aguas de Cádiz el listado de personas que han presentado solicitud de renovación de la concesión del suministro mínimo vital. Las nuevas solicitudes deberán estar valoradas en un período máximo de cuatro meses a contar desde su fecha de presentación. Además habrá un comité de seguimiento de estas medidas que desencadenará en el Observatorio del Agua.

Por otro lado, la presentación de este programa ha coincidido con la renovación de la imagen corporativa de la empresa municipal Aguas de Cádiz. Su gerente, Jesús Oliden, ha explicado que "los cambios que está experimentando Aguas de Cádiz no son solo internos y de prioridades sino también externos, de imagen". De ahí que el logo que identificaba a la empresa ha sido cambiado por otro "más moderno y dinámico", ya que el anterior databa de 1995.

Sobre la nueva imagen corporativa, Jesús Oliden ha explicado que "es una imagen que transmite respeto al pasado, pues se conservan los colores corporativos, permitiendo una rápida integración del nuevo logo".

Además, se ha decidido modificar el lema incluyendo una referencia al agua como derecho universal, pero incluyendo la palabra "nuestro", que apela "al sentido de comunidad y hace partícipe al ciudadano de la labor de Aguas de Cádiz. Pasa a ser un derecho pero también es responsabilidad del ciudadano hacer un uso correcto del recurso".

Junto a la imagen corporativa, se ha realizado una nueva página web "más moderna y dinámica" además de "más atractiva visualmente y que responde a los criterios de participación y transparencia".

Aguas de Cádiz garantizará un mínimo consumo vital de agua a familias en riesgo
Comentarios