lunes. 28.11.2022

Esta es la nueva estafa de alquileres en Chipiona y Conil: un anciano de 82 años implicado

Sucesos Cádiz: El anciano se encuentra hospitalizado, hecho que se ha comunicado a la autoridad judicial para realizar la detención una vez reciba el alta hospitalaria
Esta es la nueva estafa de alquileres en Chipiona y Conil. Un anciano de 82 años implicado
Esta es la nueva estafa de alquileres en Chipiona y Conil. Un anciano de 82 años implicado

Nuevo golpe contra las estafas de alquileres vacacionales en la provincia de Cádiz. En esta ocasión se ha centrado en la localidades de Chipiona y Conil y han estado implicadas dos personas, una de ellas un anciano de 82 años. 

A este respecto, la Guardia Civil de Cádiz ha detenido en Chiclana de la Frontera (Cádiz) a un hombre de 82 años y a una mujer de 30 por supuestamente realizar estafas en alquileres vacacionales utilizando una identidad falsa, ya que utilizaban como reclamo viviendas ubicadas en Chipiona y Conil de la Frontera y como identidad de la supuesta arrendadora usaban un DNI obtenido de forma fraudulenta.

La Guardia Civil ha dirigido la operación
La Guardia Civil ha dirigido la operación

El anciano se encuentra hospitalizado, hecho que se ha comunicado a la autoridad judicial para realizar la detención una vez reciba el alta hospitalaria. Todo se desencadenó tras recibir varias denuncias de personas que habían hecho reservas para alquilar una vivienda para las vacaciones en alguno de estos dos municipios.

Alquileres vacacionales falsos en Chipiona y Conil

Todo se ofertaba a través de portales y tablones de anuncios de internet, llegando a mostrar fotografías de las supuestas viviendas a arrendar y ofertándolas en zonas "muy interesantes" y a un precio "muy atractivo". En el anuncio también se facilitaba un número de teléfono de contacto.

Igualmente conviene reseñar que los detenidos les indicaban a las víctimas que debían aportar una cantidad de dinero como señal, generalmente la mitad del precio del alquiler acordado. Como garantía de autenticidad, les enviaban la firma de un contrato de alquiler que remitían mediante correo electrónico, mensajería instantánea o cualquier otro medio, aportando una fotocopia del DNI de la supuesta arrendadora, que correspondía a una tercera persona que estaba al margen de estas operaciones.

La señal se pagaba a través de un sistema de pago inmediato entre particulares o de transferencia bancaria. Los arrendatarios creían tener alquilada la vivienda y cuando se desplazan hasta ella se encontraban con que no existía o estaba ocupada por otras personas.

Largos desplazamientos desde sus ciudades de origen

Muchas de estas víctimas habían realizado largos desplazamientos desde sus ciudades de origen, encontrándose con el problema de que no disponían de la vivienda que creían alquilada y que tampoco podían alquilar otra vivienda por no existir oferta o porque dada la urgencia, les pedían unos precios que no se podían permitir por lo que volvían a sus domicilios de origen.

En primer lugar se localizó a la persona que aparentemente estaba detrás de estas estafas, una mujer que era una víctima más ya que, tras obtener de forma fraudulenta una fotocopia de su DNI, los verdaderos autores de las estafas habían contratado varias líneas de teléfono y abierto varias cuentas bancarias.

Finalmente, hay que añadir que, tras numerosas gestiones, los investigadores localizaron e identificaron a los verdaderos autores de los hechos investigados, ambos vecinos de Chiclana y cuentan con docenas de antecedentes por actuaciones parecidas.

Esta es la nueva estafa de alquileres en Chipiona y Conil: un anciano de 82 años implicado