martes. 09.08.2022

Juan Bejarano y sus hijos acamparon en el Descansadero del Gallo con más de 600 ovejas

Este hecho más propio de otros tiempos, se ha producido por la recuperación de el Descansadero del Gallo por parte de la concejalía de Desarrollo Rural

Juan Bejarano y sus hijos acamparon en el Descansadero del Gallo con más de 600 ovejas

Este hecho más propio de otros tiempos, se ha producido por la recuperación de el Descansadero del Gallo por parte de la concejalía de Desarrollo Rural

El Descansadero del Gallo, recientemente recuperado por la concejalía de Desarrollo Rural, ofreció una imagen propia de otros tiempos con el pastor portuense Juan Bejarano y sus hijos acampando en la zona con un rebaño de más de 600 ovejas. Una imagen de otros tiempos que según el concejal delegado del área José Luis Bueno “muestra un halo de esperanza en cuanto a la recuperación y puesta en valor de la actividad rural en la ciudad y el relevo generacional en torno a la práctica de actividades agrícolas y ganaderos en la campiña portuense”.

Precisamente, apunta el concejal, con la rehabilitación del Descansadero del Gallo, “pretendíamos recuperar espacios públicos municipales y hacerlos accesibles a la ciudadanía, contribuyendo además al desarrollo de nuestro entorno rural”.

La zona, ubicada en el extremo noroeste del municipio, tiene aproximadamente dos hectáreas de superficie y cuenta con un pozo-abrevadero de 12 metros de longitud, también rehabilitado. Se trata de un punto geográfico estratégico, no solo para la actividad agropecuaria, sino por cuanto supone “ampliar el espacio disponible para la práctica del turismo, ya que este espacio forma parte de la ruta enoturística de la comarca que despierta además mucho interés en la práctica deportiva en bicicleta, la hípica y la cetrería”.

Cabe recordar que la recuperación de este elemento del patrimonio está siendo objeto de jornadas participativas gracias a colaboraciones voluntarias de asociaciones locales como Ecologistas en Acción, AFANAS, Asociación Portuense Amigos del Caballo y la Asociación de Agricultores El Carmen, entre otras, además de personas que a nivel individual se han involucrado en la recuperación y puesta en valor de la zona.

Desde la concejalía señalan también que el sector productivo y la transformación de sus frutos se han posicionado como una gran expectativa de crecimiento y, sin duda, esta realidad está teniendo su reflejo en la ciudad. Por ese motivo, concluye el concejal José Luis Bueno, “el eje transversal de la estrategia de la Concejalía de Desarrollo Rural y Marino es trabajar por generar un entorno propicio para el desarrollo de estas actividades, estableciendo como ejes fundamentales la mejora de las infraestructuras, la formación de los profesionales en las nuevas prácticas y la concienciación del consumo de productos de proximidad”.

Juan Bejarano y sus hijos acamparon en el Descansadero del Gallo con más de 600 ovejas