viernes. 30.09.2022

El Tranvía de la Bahía de Cádiz será una realidad en 2022

El presupuesto asciende a 4,27 millones de euros (4.276.285 euros, IVA incluido) y dará cobertura al desarrollo de las pruebas dinámicas finales 
El Tranvía de la Bahía de Cádiz entra en su recta final
El Tranvía de la Bahía de Cádiz entra en su recta final

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, ha formalizado la adjudicación a Renfe Viajeros del contrato para la pre-explotación y organización del servicio previo al inicio de la operación comercial del Tranvía de la Bahía de Cádiz.

El presupuesto asciende a 4,27 millones de euros (4.276.285 euros, IVA incluido) y dará cobertura al desarrollo de las pruebas dinámicas finales que anteceden a la puesta en servicio comercial, así como a otras cuestiones, como la implantación de todos los procedimientos propios del operador estatal, la coordinación operacional del mantenimiento, además de la gestión de la seguridad operativa y ajuste y optimización de los escenarios de explotación.

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha afirmado que "este contrato permitirá reactivar la fase final del Tranvía de la Bahía de Cádiz, que antecede a la puesta en servicio comercial, prevista en 2022 a través del contrato de operación con la propia Renfe, que dará continuidad al de pre-explotación que acabamos de adjudicar".

Recta final para la puesta en marcha del Tranvía

Este contrato se prevé formalizar antes de finales de enero, fecha a partir de la cual se reincorporará todo el personal que la propia Renfe ha venido formando, tanto en el ámbito teórico como en el práctico, para el desempeño de las distintas funciones de la operación comercial, es decir, conductores, operadores del Puesto de Control Central, supervisores y personal de atención al cliente.

Estos 56 trabajadores abordarán un proceso de reciclaje previo para poder así incorporarse al desarrollo de las pruebas dinámicas, y afrontar las últimas fases de estos ensayos con los trenes.

En concreto, restan por abordar las pruebas por la línea férrea entre Río Arillo y la estación término de ferrocarriles de Cádiz capital, en la Plaza de Sevilla, habida cuenta de que estos ensayos se han desarrollado hasta la fecha en horario nocturno hasta la estación de Cortadura, también en el término municipal de la capital, recorriendo así seis de los diez kilómetros del tramo que compartirá el tranvía con las circulaciones ferroviarias operadas por la propia Renfe de Cercanías, Media Distancia y Larga Distancia/Alvia.

Pruebas completas

Además de estas pruebas completas por la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) en el acceso a Cádiz capital, en el marco de este contrato se abordarán también las pruebas de robustez, que consisten en someter a las unidades del tranvía a situaciones más críticas o de incidencias y, finalmente, las denominadas pruebas en blanco, que es el test final con marchas sin pasajeros que reproducen todos los parámetros previstos en la explotación comercial, es decir, ajustándose a las frecuencias o intervalos de paso, velocidad comercial, confort y requisitos de seguridad ferroviaria.

Igualmente, este contrato de pre-explotación incluye la adaptación de los medios, procedimientos y normativas a los resultados de las pruebas dinámicas, una vez se hayan desarrollado en su totalidad dichos ensayos antes descritos.

También se da cobertura a la gestión de la seguridad y protección de la infraestructura, gestión de la seguridad operativa, coordinación operación del mantenimiento, cuyos contratos ya están formalizados y en curso y, en general, todas las actividades propias del operador de la línea previa al inicio de la operación comercial.

El Tranvía de la Bahía de Cádiz será una realidad en 2022