miércoles. 28.02.2024
José María González Kichi
José María González Kichi

Hasta el final y depurando todas las responsabilidades. El Ayuntamiento de Cádiz, de Kichi, pondrá todos los medios a su alcance para que el peso de la ley recaiga sobre los que reventaron el pleno del pasado viernes 25 de junio.

El alcalde de Cádiz, José María González, ha dado orden de investigar y esclarecer los graves incidentes protagonizados este pasado viernes por un grupo de, presumiblemente, agentes de la Policía Local gaditana y que derivó en el desalojo del Consistorio, que celebraba su pleno de junio, por la propagación de humo y con dos concejalas atendidas en el centro de salud por intoxicación tras inhalación de humo.

Para ello, se van a revisar las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en el Ayuntamiento para identificar a los responsables directos de los hechos y “a los funcionarios que hubieran podido incumplir su obligación de evitar en el ejercicio de sus funciones que esto ocurriera”.

Hasta las últimas consecuencias

El concejal de Seguridad Ciudadana, Demetrio Quirós, ha afirmado que “se van a depurar todas las responsabilidades hasta las últimas consecuencias”. En esta línea, estarían las posibles responsabilidades penales, ya que “estamos ante un caso de desorden público de gravedad que trajo consigo daños a personas y la suspensión del pleno y la actividad normal del Ayuntamiento”.

Quirós ha insistido en la revisión de las grabaciones, ya que en la protesta se pudo ver cómo algunas personas, de forma “dolosa”, hicieron “todo lo posible porque el humo entrara en las instalaciones municipales, moviendo incluso la ubicación del bote de humo para que éste entrara en mayor cantidad en el Consistorio, sin importarle las consecuencias para la ciudadanía que se encontraba allí realizando gestiones, y a la que un policía local debería proteger siempre, ni a sus compañeros y compañeras que trabajan en esas dependencias”.

Kichi, dispuesto a ir hasta el final por los incidentes del pleno