sábado. 25.06.2022

"No podemos permitir que los vigilantes pasen por un lugar peligroso"

Navarro aclara que el precinto del Castillo afecta también al personal de seguridad hasta que Costas acabe las obras

"No podemos permitir que los vigilantes pasen por un lugar peligroso"

Navarro aclara que el precinto del Castillo afecta también al personal de seguridad hasta que Costas acabe las obras

El concejal de Patrimonio, David Navarro, ha lamentado la "irresponsabilidad" de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz con "un nuevo intento de manipular y echar balones fuera", en este caso en relación a la seguridad en el interior del Castillo de San Sebastián.

Al respecto, ha subrayado que en la Subdelegación son "perfectamente conscientes" de que el acceso al castillo está precintado desde que los últimos temporales produjeron daños en el Paseo Fernando Quiñones y que "dicha restricción, que estará vigente hasta que las obras de reparación que ejecuta Costas estén finalizadas y certificadas, afecta a todas las personas, incluidos los vigilantes del castillo".

Navarro ha lamentado que la Subdelegación esté intentando "eludir sus responsabilidades" por los daños y los actos vandálicos que se están produciendo en el interior del Castillo de San Sebastián a consecuencia de la "flagrante falta de vigilancia" por parte de quien ejecuta las obras, que es la Demarcación de Costas. Para ello, hacen mención a un convenio entre el Estado y el Ayuntamiento sobre la vigilancia en el interior de este recinto, cuando "saben de sobra que también está prohibido que acceda el personal de vigilancia, ya que es Costas quien tiene acotada la zona con motivo de los trabajos de reparación".

"Nosotros no podemos permitir que los vigilantes pasen por un lugar que es peligroso", ha dicho Navarro, incidiendo en que existen una responsabilidades en materia de seguridad urbanística y una normativa en materia de prevención de riesgos laborales que "hay que cumplir".

Según ha explicado el concejal, a pesar de que se han puesto vallas y cartelería informando de la prohibición de acceder a este espacio por las obras, se tiene constancia por un informe de la Policía Local de que algunas personas han entrado y provocado daños en el interior de este enclave de alto valor patrimonial, que ha sido objeto de actos vandálicos.

A raíz del informe policial que constata el deterioro que presentan algunas dependencias del castillo, técnicos de Urbanismo han comprobado los daños y se están ejecutando actuaciones de emergencia, como ha sido la reposición del candado de la puerta de acceso principal y otros candados, se ha colocado una reja para impedir nuevas entradas desde un acceso lateral que da al mar y se están realizando otras obras básicas de seguridad en el castillo.

Una vez ejecutados, el Ayuntamiento y el Costas tendrán que analizar quién es el competente y quien debe asumir el coste de las obras. En caso de que sea Costas, el Ayuntamiento habrá hecho la ejecución subsidiaria y enviará al organismo estatal el recibo correspondiente, asumiéndolas el Consistorio si finalmente se determina que es su competencia.

Finalmente, Navarro ha apelado a la responsabilidad del Gobierno central en torno a esta cuestión y ha pedido a los dirigentes socialistas que "no intenten confundir más".  En este sentido, ha recalcado que "el responsable de la vigilancia de este bien cultural protegido es el promotor de las obras, que es Costas", incidiendo también en que "el precinto del acceso al castillo estará vigente para todo el mundo, incluidos los vigilantes, hasta que las obras estén hechas y certificadas. Posteriormente, se restaurarán todos los servicios interiores y se determinará quién debe asumir la reparación de los daños que se han producido en este tiempo".

"No podemos permitir que los vigilantes pasen por un lugar peligroso"
Comentarios