viernes 30/7/21

Un policía fuera de servicio salva la vida de una niña en un Chiringuito de Zahora

El agente, que se encontraba fuera de servicio en un Chiringuito de Zahora, salvó la vida de una pequeña que se había atragantado con un trozo de comida

Chiringuito de Juan en la playa de Zahora
Chiringuito de Juan en la playa de Zahora

Tremendo susto el vivido hace unos días en el Chiringuito de Juan, ubicado en la playa de Zahora, en la provincia de Cádiz. La rápida actuación de un Policía Local fuera de servicio salvó la vida de una pequeña que estaba siendo asfixiada por un trozo de comida.

Lo que parecía un día de playa de lo más tranquilo para una familia sevillana pudo haber terminado en la mayor de las tragedias. Mientras transcurría el almuerzo, la niña se atragantó con un trozo de comida.

Al ver sus padres que la pequeña no reaccionaba, alertaron a las personas del restaurante de lo que estaba ocurriendo con sus chillidos, un jaleo que llegó a oídos de Pepe Navarro, un agente de la Policía Local natural de Arcos de la Frontera fuera de servicio que iba a actuar como un ángel guardián para la pequeña. 

"Me levanté corriendo y vi que la niña se estaba ahogando y estaba semiinconsciente. Le hice la maniobra de heimlich y la niña logró echar lo que tuviera obstruyéndole las vías respiratorias", cuenta este agente a El MIRA, recordando la agónica situación que se vivió durante unos minutos en el chiringuito: "Yo solo escuchaba "mi niña, mi niña, mi niña"".

Un abrazo para agradecer a quién te ha salvado la vida 

Una vez expulsado el trozo que obstruía sus vías respiratorias, la tensión del momento se tornó en desahogo por parte de los padres de la niña, quienes habían quedado "bloqueados sin saber qué hacer"

Después del susto, la pequeña pudo seguir comiendo con normalidad y tuvo un enorme gesto con quien le había salvado la vida. "Ya cuando yo terminé mi consumición, la cual me invitó su padre, me iba ya y la niña se levantó me dio un abrazo", cuenta orgulloso Pepe, quien ese día salvó una nueva vida. "Eso fue el mayor reconocimiento que podía recibir", termina contando el gaditano.

Un policía fuera de servicio salva la vida de una niña en un Chiringuito de Zahora