martes. 09.08.2022

Revive El Puerto: la sociedad civil portuense toma la iniciativa

Empresarios, comerciantes, profesionales y vecinos del casco histórico de El Puerto conforman un nuevo movimiento social

Revive El Puerto: la sociedad civil portuense toma la iniciativa

Empresarios, comerciantes, profesionales y vecinos del casco histórico de El Puerto conforman un nuevo movimiento social

El colectivo Revive El Puerto, conformado por unos 300 comerciantes, empresarios y profesionales de El Puerto de Santa María hace unos seis meses toma la iniciativa para luchar por revitalizar el casco histórico de la ciudad, al que consideran que está en situación crítica. Pretenden ser un interlocutor útil con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento para trabajar en conjunto por la mejora de la ciudad. Toman la iniciativa como sociedad civil para que los recursos que tiene El Puerto sean mejor gestionados y que ello beneficie al bien común. Diego Rossi Castro, abogado; Salvador García de Quirós, comerciante; y Vicente Sordo, hostelero, miembros de la Mesa de Trabajo de Revive El Puerto han ejercido como portavoces en la entrevista concedida a El Mira.

Salvador Quirós, Pedro Sordo y Diego Rossi, de la Mesa de Trabajo de la Plataforma Revive El Puerto

¿Qué es la plataforma Revive El Puerto?

Diego Rossi: somos la unión de unos 300 comerciantes y empresarios del centro de El Puerto con el objetivo de unificar esfuerzos y lograr una serie de mejoras que una zona muy importante de esta ciudad necesita para impulsar su economía. Los centros de las ciudades  necesitan de buena voluntad e inversiones, porque poco a poco están cayendo. Revive El Puerto significa que los empresarios queremos tomar la iniciativa, y queremos ir de la mano con las administraciones públicas.

¿Quiénes conforman Revive El Puerto?

Salvador García de Quirós: Partimos de unos 300 empresarios censados en un acta que firmaron cuatro integrantes que son los fundadores. Tras la primera presentación del proyecto que le hicimos al Ayuntamiento con nuestras propuestas de mejora se creó una mesa de trabajo que va a ir fiscalizando todo lo que va a ir haciendo el Gobierno local. La Mesa de Trabajo somos cinco personas que curiosamente antes no nos conocíamos, pero hay un muy buen feeling, porque todos somos de la misma opinión. Los cuatro fundadores ejercen más tareas de representación, movilización y promoción. La Mesa de Trabajo gestionamos el funcionamiento interno, y los nueve, siempre sincronizados.

¿Cómo se genera este movimiento social?

SGQ: Me llama mucho la atención que es la primera vez que en El Puerto comerciantes y empresarios nos unimos. Todo comenzó cuando los cuatro miembros fundadores fueron de negocio en negocio recogiendo propuestas y sondeando la opinión de los comerciantes y empresarios sobre la situación del centro de nuestra ciudad y si estaban dispuestos a hacer algo, a movilizarse. Creamos un grupo de whatsapp y unos días más tarde nos reunimos en el hotel Los Cántaros unos 80 comerciantes.

Una semana después convocamos otra reunión en El Cortijo y éramos ya 300. Un día después nos reunimos con el equipo de Gobierno en la sala de prensa de la Alcaldía y allí trasladamos nuestras propuestas para el centro, a corto, medio y largo plazo. Fue un éxito de convocatoria pues la sala de prensa estaba llena. La reunión se llevó a cabo en total cordialidad y estamos teniendo una reunión al mes con el equipo de Gobierno para ver qué se está haciendo.

DR: En ese grupo de whatsapp lo que hicimos es que cada comerciante dejaba sus propuestas de mejora. Obviamente, muchas coincidían, por lo que lo recopilamos todo.

Vicente Sordo: Revive El Puerto surge porque El Puerto está en situación crítica.

¿Por qué El Puerto está en esa situación, qué ocurre en una ciudad que es un referente en todo en la Provincia de Cádiz?

VS: A nivel empresarial y a nivel público estamos en situación crítica. Lo pensamos tanto los propios empresarios como los ciudadanos. Esto es culpa de todos, de los administradores y de los administrados. Se lo hemos transmitido así a los que mandan, nosotros mismos hacemos mucha autocrítica. Desde hace 15-16 años no se ha hecho casi nada en El Puerto, y lo poquito que se ha hecho, mal y sin contar con la opinión ni del comerciante ni del ciudadanos, que son los que están en la calle y los que saben cómo está la situación y qué necesitamos.

Nuestra situación económica municipal es muy complicada, estamos endeudados hasta arriba, somos de los ayuntamientos que más dinero debe, tenemos encima a Hacienda, pero encima todos los recursos que tenemos, que son muchos, están siendo infrautilizados: a nivel cultural, administrativo, licencias... Necesitamos respuestas veraces de los políticos, no queremos que nos den vueltas a las cosas, porque además cada cuatro años cambia el Gobierno, no es cuestión de partidos políticos, es cuestión de que no hacen las cosas y no sabemos el por qué. Queremos que nos expliquen por qué se hacen o no las cosas de forma clara. Y El Puerto, tocando fondo.

SGQ: Queremos que quede claro que somos una plataforma cívica y apolítica.

¿Qué diferencia hay entre El Puerto de hace 15-16 años al de hoy día?

SGQ: Ha sido un compendio de los diferentes gobiernos que hemos tenido. Cada vez que entraba uno distinto se hacía cada vez menos. En los años 90 El Puerto fue la gallinita de los huevos de oro de la Provincia y ahora mismo cualquier ciudad que entonces estaba por debajo nuestra hoy está claramente por encima.

¿Cuáles son las principales propuestas que habéis hecho hasta ahora?

DR: Lo primero de todo, y que no costaría nada al Ayuntamiento, es ejercer un mayor control sobre la contrata de la Limpieza. El Puerto estaba muy sucio y la imagen que ofrecía no era adecuada: ibas paseando por la calle y había cartones tirados, no se baldeaban las calles... Incidimos mucho en ello porque la imagen de la ciudad es muy importante. Cosas así no deberíamos ni de decirlas, porque las ciudades deben estar limpias y ya está, pero como no lo está, lo decimos.

SGQ: Pedimos que se controlen los contratos públicos que se hacen. Que las empresas con las que se firman contratos públicos los cumplan. Hasta ahora nos hemos encontrado todo de frente y la sensación de que no se hace nada. Hace seis meses que se creó la plataforma y no teníamos ni idea de cómo funcionaban las cosas. A base de trabajo hemos averiguado que hay cosas que son de cajón, como que una empresa cumpla el contrato que ha firmado y por eso exigimos al equipo de Gobierno mucho más control y atención en cuestiones así.

Por otro lado, tenemos el Peprichye. Lleva muchísimos años dando vueltas. Creemos que en 2015, cuando estaba a punto de firmarse, lo guardaron en un cajón. Y nos da la sensación que lo han empezado a mover a raiz de nuestras presiones.

Luego está la concesión de licencias, de apertura de negocios y de obras. Los profesionales ya están aburridos de tantas pegas y problemas que el Ayuntamiento y sus técnicos ponen a todo. En este sentido, cuando vamos a tratar el tema con el equipo de Gobierno llevamos nuestros propios técnicos, ingenieros, arquitectos y expertos, para que entre todos busquemos las soluciones que mejor beneficien al bien común.

VS: Son cosas básicas, el adecentamiento de la ciudad, que una persona llegue a El Puerto de Santa María y se encuentre una ciudad ordenada, limpia, con su fachadas decentes aunque no estén en uso. Son cosas muy básicas y que se deberían cumplir sin que haya una plataforma exigiéndolo al Ayuntamiento. Luego necesitamos más atractivos, eventos. Que se arreglen las calles, que cambien sus sentidos para mayor comodidad del ciudadano. Controlar más la delincuencia: estamos teniendo muchos problemas con pedigüeños que nos extorsionan a los empresarios. Por supuesto, la falta de civismo de algunos ciudadanos con las cacas de los perros, por ejemplo. El 60 por ciento de nuestras peticiones al Ayuntamiento son de sentido común y en seis meses de trabajo que llevamos se podría haber hecho mucho más. Quizás se nota un poquito más de limpieza y de presencia policial, pero poco.

Por supuesto, el Peprichye, licencias, urbanismo. Es alarmante el número de locales vacíos y los altos precios de los alquileres, en eso tenemos que hacer algo. Pagamos muchos impuestos por todo y queremos soluciones.

DR: El centro de El Puerto necesita más negocios, que es lo que le da vida. Pero chocamos con los trámites de las licencias. Quien quiere emprender en El Puerto se encuentra un muro y eso lo queremos desbloquear. Y es una cuestión de normativa e interpretación, que cambiando algunos puntos, se solucionaría.

VS: Es básico que en El Puerto se abran los locales vacíos, que las familias del extrarradio o de otros sitios de la Provincia se vengan a vivir. Necesitamos más emprendedores y hasta que eso no se consiga, El Puerto no va a revivir.

SGQ: El técnico municipal tiene que buscarte las soluciones y no poner pegas. Mientras esta balanza no se invierta, vamos mal.

¿Cómo notan que los diferentes equipos de Gobierno de los últimos años no han hecho nada?

DR: Han estado viviendo de la renta. El Puerto funcionaba, pues lo dejaban cómo estaba, y así cada vez haciendo menos hasta que llega el momento en que el escalón es insalvable.

SGQ: Llevamos 20 años con el Peprichye. Entonces las casas estaban arreglagas y tenían su mantenimiento. Durante 20 años esperando este documento hace que no haya licencias y las casas más antiguas se han deteriorado mucho. Estamos condenados a una foto fija desde hace dos décadas. Y en el centro, mucho peor, pues el nivel de protección es patrimonial.

VS: El nivel patrimonial nos tiene agarrados por el cuello, cualquier cosa que quieres arreglar todo son pegas. Nosotros lo que queremos es que El Puerto funcione, trabajar para vivir y trabajar para El Puerto.

SGQ: Los diferentes gobiernos han estado jugando al fútbol, dando pataditas al balón hacia delante y nadie intenta solucionar nada. Si me puedo quitar este marrón, doy la patadita al balón y el que venga después que se encargue.

¿Es complicado abrir una empresa en El Puerto?

SGQ: Cuando llegan grandes firmas el problema que se encuentran es que necesitan. No hay locales grandes pero sí fincas grandes, pero nos topamos con el Peprichye. Mientras que no se permita unificar dos fincas o cambiar sus usos, no se puede hacer nada. Hay firmas hoteleras que han comprado fincas en el centro de la ciudad, pero no pueden hacer nada. Otros han intentado comprar y cuando veían que no podían hacer nada, se iban aburridos.

¿Cuál es la situación del turismo en El Puerto?

DR y SGQ: Es un sector que aguanta. El Puerto gusta mucho a la gente, a pesar de todo. Pero hay que seguir cuidándolo y atraer más, el turismo siempre es bueno. En este sentido, tenemos que hacer el centro de El Puerto atractivo a los turistas. El Turismo funciona, pero hay que potenciarlo.

VS: Como hostelero que soy, escucho mucho decir que El Puerto es una ciudad cómoda. Tiene un centro pequeño y accesible. Hay que desplazarse para ir a las playas pero eso no es problema para la gente. Tenemos Puerto Sherry, un centro comercial importante. El Puerto gusta mucho a la gente, lo único que le hace falta es potenciar el comercio del centro, que es lo que ahora mismo falla cuando a los portuenses y a los visitantes les gusta a la caída de la tarde dar un paseo por el centro. También nos harían falta más plazas hoteleras y plazas de aparcamientos. Ahora mismo, tal y como estamos, somos una ciudad muy atractiva que le encanta a la gente: nuestras playas, nuestros pinares y las principales ciudades de la Provincia a 10 y 20 minutos. Somos muy céntricos, somos la bomba, siempre lo seremos, pero hace falta una mejor gestión de nuestros recursos. Los diferentes gobiernos han ido trabajando sobre mínimos y hemos llegado a un punto insostenible.

DR: Podemos tener el mejor palacio del mundo, pero si no lo pintas y no lo mantienes, se convierte en ruina.

¿Son el colectivo más afectado por el Peprichye?

DR: Hay iniciativa privada para hacer cosas, eso lo primero. Pero nos encontramos con este freno. Lo que podemos hacer nosotros ahora mismo es insistir sin parar.

SGQ: Lleva mucho tiempo parado. Nos estamos asesorando por especialistas que en los años 90 estuvieron en la redacción del Peprichye. Nos han dicho que en 2010 estaba prácticamente terminado y en 2015 iban a firmarlo. Lo último que sabemos es que lo están preparando para publicarlo en aprobación inicial, pero eso son dos años mínimo, hasta el segundo semestre del 2020 por lo menos. Estuvimos en Cultura en Cádiz en una reunión y eso nos dijeron. Es un problema burocrático, llevamos 20 años sin hacer nada y ahora se quiere hacer todo de golpe, encontrándonos con que ello lleva una serie de pasos. Estamos muy encima para que todo sea lo más breve posible, si puede estar un mes antes, mejor, pero no queremos que vuelva al cajón y esperamos que en 2019 o 2020 esté el Peprichye firmado.

VS: Entre burocracia y dinero tenemos la sensación de que no sabemos qué va a pasar con el Peprichye. Llegamos a pensar que es una especie de mentira engalanada, porque es el cuento de nunca acabar, te van contando y te van contando, hay que pagar, el Ayuntamiento le echa la culpa a la Junta, la Junta al Ayuntamiento y desde la Mesa de Trabajo de Revive El Puerto no tenemos ni idea de qué va a pasar. Aún así, estamos convencidos de que van a empezar a cambiar cosas.

SQ:Los diferentes partidos deberían alcanzar un pacto para que quien salga elegido, mantenga un consenso general en cuanto a diversas directrices, y el Peprichye debería ser una de ellas. Si no lo hacen, mal lo llevamos.

¿Será el Peprichye una herramienta útil?

SGQ: No va a ser un bombazo, pero sí una base para que el quiera hacer algo, sepa cómo lo tiene que hacer. Será mejor que lo que tenemos ahora. Con el Peprichye sabremos que vamos a tardar seis meses y se podrá hacer esto y lo otro.

A un año de las elecciones, ¿confían en que sus propuestas vayan saliendo adelante?

SGQ: Cuando empezamos vimos la fuerza que teníamos y pensamos que algunas cosas se harían, sobre todo las más inmediatas, pero hasta la fecha lo que se ha hecho por parte del Ayuntamento es poco visible y hay mucho en el aire. El día 28 de junio cumplimos seis meses y los miembros de la Plataforma han valorado solicitar al Ayuntamiento una reunión para fiscalizar el estado de nuestras propuestas, a ver qué se ha hecho seis meses después. El 15 de mayo tuvimos una reunión con casi 700 personas y hubo gente que no pudo entrar, hay fuerza, tenemos el apoyo de los vecinos, hay mucha unión y consenso, funcionamos muy bien. Cada vez somos más.

SGQ:A partir del 28 de junio, según veamos, valoraremos la situación. Por supuesto, siempre desde la crítica constructiva y defendiendo lo que más nos interesa, El Puerto.

DR: Revive El Puerto es un movimiento constructivo, no destructivo.

Como conclusión, ¿se ha organizado la sociedad civil de El Puerto de forma independiente a la clase política?

VS: Nos nos queda otra. Ahora mismo la primera industria de El Puerto es el Turismo, todos nos movemos en el mismo sentido. Hemos perdido mucha industria y tenemos que vivir 12 meses al año. El Puerto debe unirse y cuando lo consigamos, empezaremos a levantar cabeza.

DR: Por eso es muy importante que el centro de El Puerto sea muy atractivo, para la gente de fuera y para la de dentro. Somos 90.000 habitantes y en el centro no vive ni la cuarta parte. Hay que hacer el centro más accesible y más cómodo aún para nuestros ciudadanos, para que no sólo se vayan afuera de nuestra ciudad, para que vean todos los atractivos que tenemos para ofrecerles. En ese sentido hay que trabajar.

VS:El Puerto necesita a los portuenses. Es triste que los vecinos se vayan a hacer compras por norma a Cádiz o a Sanlúcar y todos debemos reflexionar por qué ocurre. Por eso insistimos en la autocrítica.

Revive El Puerto: la sociedad civil portuense toma la iniciativa
Comentarios