lunes 17/1/22

Un joven gaditano pondrá en órbita el microsatélite más pequeño de España

El lanzamiento ha tenido que ser aplazado por motivos técnicos

Un joven gaditano de 16 años tenía previsto poner este viernes en órbita el satélite más pequeño en España y el tercero en el mundo. Lo ha desarrollado en las instalaciones de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. El lanzamiento ha tenido que ser aplazado por motivos técnicos.

Desde hace unos meses, la universidad madrileña acoge en sus instalaciones este satélite, denominado FossaSat 1, que el joven Julian Fernández ha diseñado con la intención de "democratizar el espacio y dar acceso a las telecomunicaciones dentro de una red del internet de las cosas".

Este 'hardware' rompe con la imagen que tradicionalmente asociamos a un satélite y, debido a su diminuto tamaño, ha sido considerado como "el satélite más pequeño que jamás se ha diseñado en España

A pesar de su corta edad, Fernández es cofundador de su propia compañía, Fossa Systems, una asociación sin ánimo de lucro que se dedica al desarrollo de tecnologías aeroespaciales que se llevan a cabo de manera abierta para el beneficio público.

Es el satélite de comunicaciones mas pequeño de España y el tercero del mundo. Tan solo cinco centimetros. En septiembre estará en órbita lanzado desde un cohete en Nueva Zelanda. Su constructor es este gaditano de La Linea de la Concepción de solo 16 años, Julian Fernandez.

El coste del satélite es de 1.000 euros y su puesta en órbita costará entre 25 y 30.000. Ha sido financiado por crowfounding a través de una sociedad sin animo de lucros.

Cuando orbite a 400 km sobre la tierra hará posible conectarse a internet de manera gratuita en zonas rurales donde la llegada de las nuevas tecnologias es muy costosa mediante receptores caseros.

Sus usos irán desde la agricutura a las comunicaciones, permitirá a estudiantes de todo el mundo intercambiar experiencias y su vida útil será de un año.

Este satélite de este joven gaditano sera el primero de estas características en orbitar la tierra, el siguiente paso es crear una constelación de microsatélites que demuestre que la conquista del espacio no es cuestión de dinero sino de inteligencia.

Un joven gaditano pondrá en órbita el microsatélite más pequeño de España