domingo 25/7/21

Viaja a Irlanda, okupan su casa en Arcos y le pide 3.000 euros para devolverla

Jean viajó a su país de origen para llorar la muerte de su marido y cuando se encontraba fuera una vecina le avisó de que habían okupado su casa
Jean Okupa
Sucesos Cádiz: Okupa su casa en Arcos y pide 3.000 euros

Un viaje a Irlanda fue el desencadenante de una historia increíble. Jean, residente en Arcos de la Frontera, en la provincia de Cádiz, viajó a su país natal hace unas semanas después del fallecimiento de su marido para buscar el cariño y el apoyo de sus seres queridos en unos momentos muy complicados para ella. 

La sorpresa para la vecina de la localidad serrana, en la que vive desde hace 17 años, le llegó cuando una vecina la alertó de que en su casa había entrado alguien. El hijo de su vecino había okupado su casa y a su vuelta a España no podía entrar en su domicilio. 

Lo único que ha podido recuperar han sido algunas pertenencias y objetos personales que el okupante arrojó a la basura y con la ayuda de una vecina pudo recoger. Ni siquiera ha podido recoger su coche, aparcado en el interior de la casa.

Desde entonces, Jean se ha tenido que alojar en un hotel de la localidad, convirtiéndose en su segunda familia, y pese a que ha intentado por todos los medios que el okupa abandone la casa, éste le pide 3.000 euros para hacerlo, algo que Jean no está dispuesta a pagar. 

"Me quedé absolutamente fría, de piedra". "Es el hijo de un vecino y yo misma no podía creérmelo", asegura Jean en declaraciones a Andalucía Directo. "Me siento con una rabia enorme, con una tristeza y una impotencia gigante. Estoy desesperada. No tengo a donde irme".

El okupa, de lunes a viernes está en Sanlúcar de Barrameda estudiando por lo que "parece que tiene la casa como segunda vivienda". Asimismo, relatan que posee otra vivienda en régimen de alquiler por un precio de 700 euros.

Denuncia del allanamiento

Jean ha denunciado el caso ante las autoridades, pero al menos hasta el momento nadie ha logrado ponerle solución. Para echar a un okupa de una casa, si se trata de un delito de allanamiento de morada, penado con hasta 4 años de cárcel, puede conseguirse incluso en 24 horas pero en este caso la denuncia debe presentarse de modo inmediato, cosa que no ocurrió en este caso dado que Jean estaba fuera y tardó en reaccionar.

Viaja a Irlanda, okupan su casa en Arcos y le pide 3.000 euros para devolverla