domingo 22/5/22

“A veces 100 padres no valemos lo que un hijo”

Kiko Matamoros confiesa abiertamente el alcance de su enfermedad

Tierno como nunca, sentimental como jamás. Trascendental. Valiente y sensato. Sonriente, a veces a regañadientes, en el intento de poner buena cara al mal tiempo. A menudo con la voz temblona. Sin ningún ápice de resentimiento para con nadie. Kiko Matamoros se confiesa abiertamente en ‘Sálvame Deluxe’. La recién diagnosticada enfermedad ha tambaleado su presente. E incluso ciertas perspectivas. Destacamos algunas de sus aseveraciones:

- “Tengo varios tumores de vejiga y el diagnóstico no es nada optimista”.

- “Un día en ‘Sálvame’ empecé a sangrar pero me coloque papel higiénico en el baño y continúe el programa”.

- “Me hicieron una ecografía de los riñones y comprobaron que la vejiga estaba llena de sangre”.

- “Me tienen que intervenir pronto, cuanto antes mejor”.

- “La vida hay que vivirla y también hay que mirarle a la cara a todo lo que venga”.

- “Esto es una ‘cabronada' para mi chica, que es un regalo que me ha hecho la vida y es encantadora en todos los sentidos”.

- “Intentas dramatizar lo menos posible cuando tienes que transmitir a tu hijo una enfermedad de su padre, una enfermedad de esta envergadura. Aunque siempre sin ocultarle la verdad”.

- “La vida a veces te quita la silla y a veces te la pone”.

- “Les he agradecido muchísimo a mis hijas cuanto me han dicho. A veces 100 padres no valemos lo que un hijo”.

- “No soy un buen paciente. Me han prohibido el tabaco. Que es hipernocivo para la vejiga”.

- “Por dentro llevas la procesión. Y piensas en lo peor. Yo lo que quiero es vivir. Cuando llega una situación de éstas, te das cuenta lo mucho que merece la pena vivir. Aparcando además determinadas idioteces. Hasta que no pasamos o estamos en un trance como éste, no nos damos cuenta”.

- “Le he dicho a mi pareja y a mis hijas que no quiero enfermeras, pero no porque no las quiera, sino porque no les quiero complicar la vida a nadie”.

- “Yo estoy loco de amor por Marta. Ella me ha ayudado mucho. Ella es muy positiva. Y te ayuda a ver las cosas de otra manera”.

- “Lo que aprendes es que quizás por el camino te has entretenido en cosas que no merecen la pena. Hay que vivir la vida con intensidad en el mejor sentido del término”.

- “Lo que ha pasado entre mi hijo Diego y yo no ha sido una broma. Ha sido mucho más que cuatro broncas. Me gustaría saber si tiene arreglo, algo de arreglo. Porque sé que en el día de mañana lo puede pasar mal. Y lo digo porque un día hice unas declaraciones en contra de mi padre y no he parado se arrepentirme todos los días de mi vida de esas declaraciones”.

- “He vivido en exceso lo bueno y lo malo. Sé que tengo la vida amortizada. Y estoy preparado para lo que pueda venir. Sí, me he excedido. Pero también me he cuidado bastante. Para así compensar. Ha habido épocas que me he fumado con frecuencia cinco paquetes de tabaco diario y lo normal, durante muchos años, tres paquetes diarios”.

- “Si mi enfermedad afectara a mi novia Marta, estaría dispuesto a cortar la relación”.

“A veces 100 padres no valemos lo que un hijo”