sábado. 15.06.2024
Ana Obregón, en una foto de archivo con su hijo Aless Lequio
Ana Obregón, en una foto de archivo con su hijo Aless Lequio

66 años contemplan ya a Ana Obregón, toda una celebrity a nivel nacional que no pasa por sus mejores momentos según ha podido saber ELMIRA.es. Son muchas las fechas que hay tachadas en el calendario personal de Ana Obregón. Precisamente, hoy es una de ellas, una de las más importantes porque cumple 66 años y eso es motivo de celebración, aunque la actriz aún esté en un momento de recuperación y adaptación después de vivir el año pasado uno de los momentos más complicados de su vida.

La actriz cumple 66 años dos meses antes de que se cumpla un año del fallecimiento de su hijo, Aless Lequio, el que siempre fue la luz de su vida y el que la guía en estos momentos para encontrar la motivación y la fuerza necesaria para seguir con su vida. De hecho, Ana ha creado una fundación que recibe el nombre de su hijo para luchar contra el cáncer y llevar a cabo esa investigación que es tan necesaria para conocer la enfermedad.

Madre Coraje

Una madre coraje que demostró el 31 de diciembre dando las Campanadas en TVE, junto con Anne Igartiburu, que su profesionalidad está por encima de todos sus sentimientos. Dio un discurso que caló en todos los españoles y con el que la mayoría nos sentimos representados... al final, era un mujer que había perdido al amor de su vida, su hijo, por culpa de esa maldita enfermedad.

Hoy, Ana cumple 66 años y la verdad es que se ha convertido en todo un referente para aquellas personas que tienen al lado a algún familiar o ser querido que está pasando por momentos difíciles. La actriz se ha caído, pero también se ha levantado pudiendo con ese dolor insoportable que le provoca la ausencia de su hijo, demostrando no solo su fortaleza, sino también que quiere hacer historia con el legado de Aless Lequio. ¡Muchas felicidades Ana!

La terrible muerte de Aless Lequio

Aless Lequio ha dejado un recuerdo imborrable, no solo en quienes le conocieron y le quisieron, sino en aquellos que en alguna ocasión escucharon sus reflexiones. La auténtica y valiente lección de vida que dio sigue muy presente en la memoria colectiva, que lloró con inconsolable tristeza su muerte el pasado mes de mayo.

Aless falleció después de dos años de un diagnóstico que no borró su sonrisa ni acabó con su espíritu; una enfermedad que se lo llevó a los 27 años, pero que no consiguió que su actitud cayera en el desánimo. España entera quedó conmocionada por la muerte de este carismático emprendedor cuya vida fue sinónimo de fuerza y carácter.

El 13 de mayo Aless falleció en Barcelona, donde llevaba ingresado poco más de un mes recibiendo un nuevo tratamiento. Junto a él estaban sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, y su novia Carolina, que no se separaron de su lado. Fue un durísimo golpe para la familia, que nunca perdió el optimismo, una actitud que Aless convirtió en la mejor arma para enfrentar la enfermedad.

“No hay que dramatizar” fueron las primeras palabras que dijo en la entrevista que concedió a ¡HOLA! en diciembre de 2018, nueve meses después de comenzar su tratamiento contra el cáncer -lo inició en Nueva York, siguió en Nueva Jersey y después, en Madrid-.

Ana Obregón cumple 66 años consiguiendo el sueño de Aless Lequio