viernes. 19.08.2022
Bertin Osborne y Fabiola Martinez
Bertin Osborne y Fabiola Martínez

Ya lo anunció Bertín Osborne por activa y por pasiva. Que no iba a encontrar a nadie, a ninguna mujer, como Fabiola. Era inútil ni siquiera ponerse a intentarlo. ¿Para qué?, se cuestionaba el cantante. Fabiola es mucha Fabiola en todos los mejores conceptos de la definición. 

Pues bien: cuando precisamente el calendario acababa de anunciar dos meses del anuncio de su separación matrimonial, de la inesperada ruptura de ambos, Fabiola, de 48 años de edad, ha evidenciado la buena relación que mantiene con su ex. 

La ruptura sentimental no es óbice para que la relación sea más que cordial. Y para muestra un botón. Para prueba, la del algodón de los gastos que hablan por sí solos, que hablan por sí mismos. Por ejemplo lo sucedido este pasado viernes día 19. Día de San José. Día del padre. 

Fabiola publicó un bellísimo gesto en su perfil de Instagram. La modelo no se lo ha pensado dos veces, estaba segura de ello, y ha felicitado a Bertín con motivo de la tan señalada fecha. Un signo de elegancia, de elegancia de altos vuelos, de elegancia natural, de elegancia fuera de toda duda. 

Fabiola y Bertín Osborne, dos hijos en común 

 

¿Cómo ha procedido Fabiola? Pues colgando una fotografía del cantante junto a sus dos hijos en común, Kike (14) y Carlos (12), en la que se les ve en actitud cómplice, cariñosa, divertida, muy cercana. 

Con este gesto Fabiola también demuestra que Bertín es un excelente padre. Es un padrazo en toda regla. Y que, al margen de la ruptura y al motivo o motivos de la misma, hay que dar reconocer las cosas como son. Si mayores rodeos. 

La prioridad para ambos 

 

La separación de la pareja pone en evidencia que siempre, y por encima de imponderables, los hijos son una prioridad. Una prioridad fuera de toda duda, fuera de todo cuestionamiento. El cariño entre Bertín y Fabiola es una lumbre que jamás se apagará. 

Fue el pasado 17 de enero cuando Bertín Osborne sorprendió a propios y extraños con un comunicado en el que desvelaba los detalles de su separación. Toda España quedó boquiabierta. Era, al menos en apariencia, una de las parejas mejor avenidas del ámbito mediático. 

Salir al paso de inmediato 

 

Quiso Bertín salir pronto al paso para aclarar que su manera de ser y su personalidad fueron determinantes para el rompimiento del matrimonio. A Fabiola no se le podía achacar nada en absoluto. Bertín de alguna forma se echó las culpas de esta deriva de la pareja. 

A pesar de ser una mujer punto y aparte, una mujer maravillosa, con mucha empatía para todo y para todos, una mujer total, Fabiola ha afrontado la separación con la madurez y también con la resignación que exigen estos casos. 

Un modo de estar en la vida 

 

A Fabiola y Bertín siempre se le ha reconocido una predilección  especial por los niños, por sus hijos. A los que aman con locura. Por esta razón la celebración del día del Padre vino que ni pintiparada para consignar públicamente este criterio, esta postura, esta forma -a qué negarlo- de estar en la vida. 

En cuanto a la convivencia y a la presencia física cada cual haga la suya – la vida- por su lado. Ya se ha asegurado que no hubo terceras personas en este desgaste que la convivencia ha producido, ha provocado. Enseguida se especuló sobre ello, pero Bertín cortó de raíz la mínima murmuración a este respecto. Con la verdad siempre por delante. 

¿Qué bellísimo gesto ha tenido Fabiola con Bertín Osborne? 
Comentarios