viernes. 19.08.2022

¿Cuándo se convirtió Antonio Banderas en el rey del mambo?

El efecto carambola de la casualidad catapultaría al actor malagueño Antonio Banderas hacia el estrellato en 'Hollywood'

Antonio Banderas en sus inicios
Antonio Banderas en sus inicios

Con Melanie formó una de las parejas más populares de Norteamérica y del mundo del espectáculo. Y echó tela de tiempo a las afueras. Al poco tiempo Antonio Banderas dijo: “Cuando se sale de la tierra propia se despierta un sexto sentido que luego descubres al regresar a casa. Al regresar a tu tierra. Es como si ves un cuadro pegado a las narices, no ves nada. Tienes que ponerte a cierta distancia. Eso me pasó precisamente con mi padre, que se convirtió en un amigo cuando marché de Málaga a Madrid”.

La historia de Antonio Banderas es la de un joven malagueño que dejó su hogar, su tierra natal, en busca de un sueño. De un sueño con palabras mayores. De un sueño con aspiración a lo más alto. Un sueño de ojos abiertos. Un sueño de conciencia despierta, un sueño de ímpetu e ilusión. Un sueño de buena perspectiva.

Real vocación

 

Pero lo suya no fue una ambición sin más ni más, porque entonces hubiese caído en la avaricia a secas. Y no fue así ni de lejos en el caso de Antonio. Su tranquilidad, su honestidad y su real vocación  pesaron por encima de otra suerte de intenciones. Amaba el mundo de la interpretación. Y eso era lo realmente importante.

Antonio Banderas

En 1992 cayó en gracia al trabajar en “Los reyes del mambo tocan canciones de amor”, su primer filme en territorio americano. Una película inolvidable. De pegada en todos los sentidos. Esto le facilitó y facultó estar una temporada en Nueva York. ¿Qué hizo allí? Pues someterse a un ritmo inédito hasta la fecha, con un esfuerzo total que incluía tres horas de gimnasio y ocho de inglés.

Madonna fue la primera

 

Su participación en esta película, todo hay que decirlo alto y claro, hizo que en Hollywood empezaran a hablar de él con interés, con sumo interés. En Antonio se fijó, verbigracia, Madonna, como dejó claro en el documental “En la cama con Madonna”, en el se mostraba imágenes de una cena organizada por Pedro Almodóvar en Madrid, cuando estaba de gira, en las que a todas luces le tiraba los tejos al malagueño aun sabiendo que estaba casado con Ana Leza. Las cosas de cuando entonces.

Evidentemente no fue Madonna la estrella que conquistó el corazón de Antonio sino Melanie Griffith, con la que coincidió en el filme “Two much”, como ya hemos explicado en estas páginas días atrás. Cuando se la presentaron, sintiéndose totalmente cautivado por el aura que desprendía Melanie e incapaz de saber qué decir, se le ocurrió la espontaneidad  de preguntarle ¡cuántos años tenía! Anécdotas de media sonrisa.

Cupido hizo de las suyas con Antonio Banderas

 

Surgió el flechazo. Cupido hizo de las suyas y, enamorado hasta las trancas, Antonio Banderas se divorció de Ana Leza y se quedó en Los Ángeles por amor. En mayo de 1996 fue cuando el actor obtuvo el divorcio y la pareja se casó en secreto en el registro civil de Westminster, en Londres. Un apéndice tierno donde los haya.

Aunque, naturalmente, lo mejor estaba por llegar, ya que el 24 de septiembre del mismo año, nació Stella del Carmen en el Hospital Costa del Sol culminando una historia de amor que iba viento en popa a toda vela y había entusiasmado no sólo a Hollywood, sino también al mundo entero. El resto ya todo fue coser y cantar.

¿Cuándo se convirtió Antonio Banderas en el rey del mambo?