sábado 28/5/22
isabel-pantoja_bcacdec5_1280x720
Isabel Pantoja

Es uno de los secretos mejor guardados. Quizá pronto no lo sea.  Y se deshoje el misterio. ¿Se hará Isabel Pantoja un Rocío Carrasco en Telecinco? ¿Lo hará como mujer anónima o como artista pública? ¿Sacará pecho? ¿Dirá ésta boca sí es mía? ¿Hablará por los codos? ¿Saldrá al ruedo diciendo “aquí estoy yo”? ¿Se defenderá a puerta gayola de todas las críticas? ¿Lanzará venablos por la boca?

Isabel es archifamosa no sólo por su arte, que también. De un tiempo a esta parte se ha transformado en involuntaria diana de todos los dardos mediáticos. ¿De todos? No. Es seguro que no. Tampoco conviene generalizar. Quizá de un grupo o un lobby mediático sí. Isabel Pantoja no es que esté siendo epicentro desgarrado de todos los misiles televisivos, sino más bien saco de boxeo, plato de todos los tiros y zarandeo ajeno.

Piñata de toma y daca

Más que una piña periodística, Isabel Pantoja se ha convertido en una piñata de toma y daca. En base a gestiones de privacidad mal o pero sobrellevadas por ella misma y que ahora, por desgarro emocional de su hijo y por impulso de platós televisados, han saltado a la marimorena nacional ampliando y amplificando así el gran eco de un patio de vecindonas con longitud de piel de toro. O sea, del ancho suelo español.

La tonadillera se ha mantenido en silencio. Ha corrido un tupido velo en lo referente a su participación en el bullicio dialéctico montado -con pruebas, con documentos, con reproches- en su derredor. Ella no ha sido inmune. Que dolorida por supuesto que está. Y herida con cicatrices inimaginables. Porque un hijo duele. Y más si se trata de su pequeño del alma, quien por sus razones ahora decide ser más Rivera que Pantoja.

Sembrando vientos

Se dice que de aquellos barros estos lodos. O  que quien siembra vientos recoge tempestades. Isabel no está libre de todas las culpas. De todas las culpas que se le achacan. No cabe la menor duda que la administración económica no ha sido su fuerte… Sin temor a equivocarnos diremos que la cuestión económica -el dinero, al cabo- es -o apunta méritos para ser- su talón de Aquiles. Todo el mundo lo tiene (un talón de Aquiles y no dinero).

Pese a que voces cercanas argumenten que se trata de una nefasta asesoría personal de Agustín Pantoja, léase a día de hoy tito Agustín. Para comprender en su entera dimensión la unión fraternal entre Isabel y su hermano Agustín no cabe otra que remontarse al duelo inmediato tras la muerte aciaga y terrible de su marido Francisco Rivera ‘Paquirri’ en aquella tarde de sangre y arena de Pozoblanco.

Isabel Pantoja en televisión

En camisa de once varas

Cuánto pudo ayudarla Agustín sólo el cielo y ella lo saben. No tienen por qué contar nada a este respecto. A ellos dos basta y sobra el motivo del porqué. Y el alcance de aquella entrega en momentos tan crudos. Otorguemos a la privacidad cuanto a ésta corresponde. Lo contrario sería meternos en camisa de once varas, en casa de la vecina del quinto y en callejón sin salida. Una invasión de territorio ajeno.

Lo cierto y seguro es que la opinión de los miles de seguidores de Isabel Pantoja no es coincidente. No existe unanimidad en este parlamento de los fans unidos que jamás serán vencidos. Unos piensan una cosa y otros… otra. Diametralmente divergentes. Valga la implícita redundancia (más léxica que fónica). Fónica y afónica parece la voz de Isabel desde que la posicionaran sin permiso en el pódium del vapuleo. Que es casi como decir en la plaza pública del linchamiento indiscriminado.

Unos seguidores piensan que ha acertado la cantante con permanecer muda haciendo oídos sordos al runrún de fondo. Otros no. Otros opinan que debería haber acallado cualquier inicio de desprestigio personal. Quien la lleva, la entiende. Hay estrategias y estrategias. Repetimos el interrogante: ¿se hará Isabel Pantoja un Rocío Carrasco en Telecinco? Rumores apuntan que hay negociaciones avanzadas a este respecto. Pero ya armonizaba la canción aquello de “son rumores, son rumores”…

¿Se hará Isabel Pantoja un Rocío Carrasco en Telecinco?