martes. 28.06.2022

María Teresa Campos y Bigote Arrocet rompen su relación definitivamente

"Quiero pedirles a mis compañeros que me dejen vivir tranquila estos momentos difíciles"

María Teresa Campos y Bigote Arrocet rompen su relación definitivamente

"Quiero pedirles a mis compañeros que me dejen vivir tranquila estos momentos difíciles"

Mucho se ha especulado sobre esta relación que en efecto lo ha sido pero ¿sentimental, amorosa, por encima de todo? Las dudas se han cernido en lo tocante a su veracidad. Desde el principio se puso en solfa. Disparando y disparatando mil y una especulaciones. Especialmente al hilo de la autenticidad de sentimientos del propio Edmundo.

Maria Teresa y Bigote han protagonizado un noviazgo plagado de rumorologías. Por cuenta ajena, en favor de un amarillismo periodístico no siempre justificado, pero también por culpa propia: la parejita feliz -o infeliz, según los episodios y las épocas- asimismo han expuesto o se han expuesto en demasía (en alguna ocasión incluso pasando por caja mediática).

María Teresa Campos ha enviado un comunicado de dos párrafos a los medios de comunicación en el que anuncia su ruptura con Edmundo Arrocet, con quien la popular periodista ha mantenido una relación de pareja durante los últimos seis años. Seis años no es precisamente una aventurilla de verano.

"Yo, María Teresa Campos, quiero comunicar algo relativo a mi vida personal. A lo largo de estos años, en mi relación sentimental con Edmundo Arrocet, se ha especulado en numerosas ocasiones con crisis y rupturas que eran infundadas. Por eso, ahora quiero ser yo misma quien os comunica que las relaciones duran más o menos en el tiempo, a veces, toda la vida, o casi seis años, como ha sido mi caso con Edmundo", detalla el primer párrafo.

"Quiero manifestar, para evitar cualquier especulación, que nuestra relación se ha roto recientemente. También quiero pedirles a mis compañeros, y a las personas que me quieren, que, dentro de lo posible, me dejen vivir tranquilamente estos difíciles momentos que estoy pasando", sigue relatando el comunicado emitido por la matriarca de las Campos. Seis años de relación han dado para mucho. Hasta para la grabación de un disco conjunto, a dúo. Al margen del estrepitoso fracaso del invento.

Bigote echó balones afuera de esta osadía discográfica. Para constatar que "si no es por Teresita y el productor, yo no grabo. A mí lo que me gusta es imitar. Empecé en los 50 y nunca me gustó mi voz. Me gusta cuando yo imito. Pero, entre él y ella, me comieron el coco". La piedra de toque estribó en las supuestas infidelidades del humorista. No una. Esta sospecha fue un reguero de pólvora permanente en las redacciones de programas color rosa.

Por el contrario María Teresa salía al paso: "Las cosas están muy bien con Edmundo. Al principio él viajaba más, ahora exceptuando este viaje, él no ha viajado mucho. Sobre todo, es un hombre que está casi todos los días en casa, es muy casero, aburre a los paparazzi que están en la puerta". Pues ahora el aburrimiento ha traspasado todas las lindes, por una causa o por otra. Y la fractura ya es irrevocable. Al menos por el momento.

María Teresa Campos y Bigote Arrocet rompen su relación definitivamente