martes 24/5/22

“No me consta que mi madre se haya casado tres veces”

Julián Contreras Jr. se confiesa abiertamente en el programa ‘Lazos de sangre’

El programa ‘Lazos de sangre’, de TVE, parece que está dando en el centro de la diana de una combinatoria muy del agrado del gran público. Por un lado la primera parte en formato documental para repasar en orden prácticamente cronológico -con imágenes de archivo ora en blanco y negro ora de varias décadas atrás- la historia más personal de sagas, de estirpes, de familias de apellidos célebres. Fundidas las biografías de cada miembro de una misma parentela siempre sorprende la narración en conjunto.

La segunda parte pone sobre la mesa -sobre la mesa de debate de ‘Amigas y conocidas’- la opinión, el contraste de datos, el cruce de versiones y declaraciones, de periodistas y cronistas del ramo con conocimiento de causa. Una especie de actualizada ‘La clave’ con metraje inicial y con posterior tertulia. Pues todo indica que la fórmula, no precisamente por novedosa, sí gusta a los telespectadores. Quizá porque el tratamiento siempre parta de parámetros del rigor periodístico.

Tocaba turno, en ‘Lazos de sangre’, a la familia mediática Rivera Ordoñez. Contó con testimonios de personas allegadas a Paquirri y de las que fuera su celebérrima esposa Carmina Ordoñez. Y, presencialmente y ex profeso, con Julián Contreras Jr., quien participó en el documental e igualmente en el debate posterior a pie de estudio.

El debate estuvo conducido por Inés Ballester. Fue Carmen Rigalt la que, aprovechando la presencia de Contreras Jr., puso sobre la palestra un episodio enigmático, por aciago y sombrío, de la infancia de Julián, quien él mismo narró en uno de sus libros: “Un episodio que cuenta cómo siendo pequeño en Marrakech amaneció con quemaduras en un brazo”, enfatizó la periodista.

El joven, con la lágrima saltada, matizó al respecto: “Leído o escuchado parece que es un acto casi de maltrato, pero no. Yo tenía muy pocos años y estaba en medio de fiestas de adultos hasta altísimas horas de la madrugada, casi entrada la mañana y evidentemente pues no son ambientes para un niño. Pero no partía de una actitud descuidada o de una negligencia, parte de un exceso de amor y de cariño, casi de posesión”, justificó muy conmovido.

Carmina Ordoñez tuvo matrimonios fallidos con Francisco Rivera y Julián Contreras. Quizá no fallidos en el estricto sentido del término pero sí ambas relaciones contaron con fecha de caducidad. Con todo y con eso volvió a pasar por el altar en 1997 de la mano del bailarín Ernesto Neyra.

Sin embargo Julián Contreras Jr. fue explícito en este asunto: “A mí no me consta que mi madre se casase tres veces. Mi madre se casó dos veces, tuvo dos hombres en su vida y luego todo lo demás para mí está sumido en una nebulosa completamente opaca. No veo nada ahí. Y yo viví cosas muy escabrosas, yo fui testigo presencial y por eso lamento mucho lo que ella vivió. Aquellos que piensan que mi madre vio en eso una oportunidad para llamar la atención, que sepan que ella nunca necesitó hacer eso", señaló categóricamente.

Posiblemente otra de las declaraciones que más llamó la atención de la audiencia sobrevino cuando trató la tensa relación que mantiene o no mantiene con sus hermanos Francisco y Cayetano Rivera: “No tenemos contacto”. Aunque seguidamente relativizó la aseveración: “una ausencia de relación no significa una mala relación”. Ironizando con sagacidad apuntó que “mi familia tiene una gran tendencia a los desencuentros”.

Sobre la recuperada buena relación de Fran y Cayetano con Kiko Rivera, Julián Contreras Jr. también se mostró sincero: “No me da ninguna envidia. Lo que sí me molesta es que se haga ver en ello un acto de desprecio hacia mí”.

“No me consta que mi madre se haya casado tres veces”
Comentarios