lunes 10/5/21

Ana Obregón y Antonia Dell'Atte reavivan su enemistad por Lequio

Ana Obregón salió en defensa de su ex marido Alessandro Lequio ante las declaraciones de Antonio Dell'Atte, quien acusaba de maltratador su también ex marido
fotonoticia_20210504120237_1200
Ana Obregón ejerce su derecho a voto en las elecciones de la Comunidad de Madrid

En uno de los momentos más complicados de su vida y cuando quedan 9 días para que se cumpla el primer aniversario de la muerte de su hijo Alejandro Lecquio, Ana Obregón y Antonia Dell'Atte han desenterrado el hacha de guerra y, tras varios años de 'tregua' en los que han hecho gala de su buena relación, llevan una semana enfrentadas a causa de Alessandro Lequio, ex marido de ambas y padre de Alejandro hijo.

Se debe a que Ana Obregón, quien también está licenciada en biología, muy unida a su ex marido italiano, no dudó en salir en su defensa cuando la modelo Dell'Atte le acusó de maltratador y mentiroso, posicionándose al lado de Rocío Carrasco en su testimonio de mujer maltratada.

Más dura que nunca, Antonia Dell'Atte tachó de violento y manipulador al padre de su hijo Clemente, asegurando que ella fue la primera mujer que presentó una denuncia de malos tratos en España y que la justicia le dio la razón, pero que posteriormente decidió retirarse por el bien de su hijo.

Se reaviva la guerra entre Obregón y Dell'Atte

Unas acusaciones que Ana no tardaba en desmentir, señalando que Antonia había falsificado su denuncia y manteniendo que el padre de su hijo Aless jamás le había maltratado ni faltado al respeto. Unas declaraciones a las que la italiana no ha dudado en contestar, acusando a la actriz de ingenua y de dejarse engañar por Lequio, anunciando además que va a denunciar a su 'archienemiga' por calumnias.

Ana Obregón

Una guerra en la que Ana Obregón se ha visto inmersa al salir en defensa del italiano y que pretende 'olvidar' continuando con su día a día con el apoyo de su familia. Por eso, esta mañana la bióloga ha reaparecido para ejercer su derecho a voto en un colegio cercano a su domicilio.

Muy seria e intentando pasar desapercibida tapándose el rostro con una mascarilla, la actriz, de riguroso luto, ha estado arropada por sus hermana Celia y ha esperado pacientemente su turno en la cola para poder depositar su voto en las urnas.

De lo más elegante con pantalón, blazer, zapatos y gafas de sol en color negro, Ana evitó pronunciarse sobre la agria polémica que la enfrenta a Antonia Dell'Atte en uno de los momentos más complicados de su vida a punto de cumplirse el primer aniversario de la muerte de su hijo Aless.

Ana Obregón y Antonia Dell'Atte reavivan su enemistad por Lequio