miércoles 18/5/22

Paula Echevarría enseña en las redes su cuerpo postparto

“Si el bebé ya está afuera, ¿Qué hay ahí adentro aún?”, se pregunta con sentido del humor la propia Paula Echevarría tras dar a luz a su bebé con Miguel Torres

Paula Echevarría tras ser mamá de su primer bebé con el exfutbolista Miguel Torres
Paula Echevarría tras ser mamá de su primer bebé con el exfutbolista Miguel Torres

Muchos tenían una imagen demasiado estilizada de Paula Echevarría. Como si se tratara tan sólo de un maniquí refinado con sobrantes de autosuficiencia y altanería. Por lo menudo ella ha tenido esa imagen de chica subida de afecto que siempre estuvo muy encantada de conocerse. Cada cual es cada quien y sin embargo ese modo de mostrarse -presumida por exceso- la perjudicaba tanto en su faceta de modelo como de actriz.

Paula no caía bien a todos. Normal, por lo demás. En cualquier caso fue pionera en un boom social que hoy a las claras conocemos como influencer. La ruptura sentimental con David Bustamante ha marcado un antes y un después en la consideración del público para con la actriz.

Una prudencia que honra

Ella en este sentido siempre se ha mostrado prudente. Una prudencia que tanto desconcierta como honra. En las separaciones, en la terminación del amor, más vale tirar de la cometa del silencio. Para bien de todos.

Luego devinieron dos hechos que han modificado esa imagen posiblemente empalagosa que nuestra famosa ofrecía sin tapujos: su emparejamiento con Miguel Torres -una relación que ha crecido fuerte sobre el terreno del día a día- y, ahora, el luminoso nacimiento de su primer hijo en común, Miguel Jr., un precioso bebé que hace las delicias de la enamorada pareja.

Aportando a la imagen personal

El feliz natalicio ha aportado más que restado a Paula en cuanto a imagen personal se refiere. No hablamos por descontado de la inmensa alegría de traer una vida al mundo. Pues ello se da por supuesto con todos los parabienes que tal contento comporta. Dar a luz, en esta época tan marcada por las sombras, siempre es un signo de esperanza.

¿Por qué ha beneficiado, insistimos, a la actriz? Pues porque no ha escondido en ningún momento cualquier vestigio de posible reparo físico. Para quien ha cuidado hasta el extremo todos los centímetros de su cuerpo, tal princesa de textura marmórea, el embarazo ha sido como una liberación de ciertos prejuicios de pitiminí que ataban en corto. Que la condicionaban. O que de algún modo constreñían su libertad del ser.

Embarazo de línea creciente en Paula Echevarría 

Paula no ha disimulado que el suyo fue un embarazo de línea creciente. Es decir “un embarazo que engorda”. Hasta ganar 25 kilos, que se dice pronto. El proceso de gestación avanzó en clave de anchura. Con todo y con eso, Paula no ha abandonado su esencia y también como madre responsable no ha dejado de realizar todos los tratamientos posibles para el cuidado de su cuerpo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche)

“En este embarazo practico ejercicio 4 o 5 días  la semana y me hago mis tratamientos para la retención de líquidos”, comentaba pocas semanas antes del nacimiento. Alguna que otra modelo de conocido nombre -y reconocida trayectoria- prácticamente ha hecho mutis por el foro para desaparecer del mundanal ruido durante los meses de embarazo. Mas no así Paula Echavarría, una decisión que la traslada a los parámetros de la sencillez y, por mejor decir, de la naturalidad.

Aún de redondeces manifiestas

Ahora, Paula Echevarría ha mostrado, ha querido mostrar en las redes sociales, su cuerpo postparto. Aún de redondeces manifiestas. “Si el bebé ya está afuera, ¿qué hay ahí dentro aún? ¿Será la felicidad que ocupa lugar?”, se preguntaba con un sentido poético del buen humor. “Mi cuerpo es así y reacciona así”, apostillaba. Paula no se lamenta. Sencillamente describe su realidad.

“Pero que otra mujer que al día siguiente de dar a luz no tenga tripa también es real. Cada cuerpo es un mundo y ninguno es mejor ni peor”. Así de clara habla Echevarría. Está encantada con sus hijos. Ser madre es un milagro del cielo. Nada comparable con cualquier otra grandeza terrenal.

Paula Echevarría enseña en las redes su cuerpo postparto